lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Salteño radicado en Ecuador contó su experiencia en un país acechado por bandas delictivas y narcotráfico

Por Alexander Ruppel
Ecuador vive uno de los momentos más complejos de su historia. El presidente Daniel Noboa emitió un decreto declarando a 22 bandas delictivas como organizaciones terroristas y al país en “conflicto armado interno”, luego de que un grupo armado entró a un canal de televisión. La violencia relacionada con el narcotráfico se ha incrementado en los últimos años en Ecuador. El 2023 cerró con más de 7.800 homicidios y 220 toneladas de droga incautadas, nuevos récords en la nación de 17 millones de habitantes.
GRUPOS DELICTIVOS
El empresario, coreógrafo y conductor de televisión Néstor Balbuena, nacido en Salto y radicado en Guayaquil (Ecuador) desde hace más de 18 años mantuvo un extenso diálogo con CAMBIO, en donde contó de primera mano cómo se vive actualmente en un país donde la violencia de los narcotraficantes ha sido incesante en los últimos meses. “Últimamente Ecuador se ha vuelto muy complicado y violento, desde hace un tiempo están más de 20 bandas organizadas, grupos delictivos, estos grupos se pelean por territorio y controlan desde las cárceles hasta aeropuertos, en la época del Presidente anterior se empezó a incautar mucha droga, hay que tener en cuenta que Colombia fabrica y Ecuador almacena primero y luego exporta”, dijo en primera instancia.
EL CAMINO DE LA DROGA
“La mayoría de la droga de Colombia sale por puertos ecuatorianos. En los principales puertos que son Guayaquil y Manta. Eso trajo como consecuencia en los últimos años que debido al cambio de sistema de comercialización de ellos, les empiezan a pagar a quienes ponen drogas en los container con un porcentaje de la droga, antes era con dinero y ahora con droga, esa droga sale al mercado interno y al salir al mercado interno empezaron los conflictos por la pelea del tráfico de droga. Eso es lo que ha afectado a la población, hay mucha muerte por fuego cruzado, por balas perdidas. Estos grupos han tomado barrios enteros y están asociados con los grandes carteles mexicanos y colombianos”, añadió. “En los últimos tiempos mediante una gestión que logró capturar mucha cantidad de droga, el mercado fue quedando sin droga y a consecuencia de esto los grupos delictivos comenzaron a amenazar a empresarios, la mayoría son víctima de atentados con tal de que se le pague una determinada cantidad de dólares. Hay empresas que han sido atentadas 3 veces o más. Hay ataques muy fuertes a la población civil”, prosiguió en su relato.
ECUADOR MILITARIZADO
“Acá hay una situación muy compleja porque no se puede denunciar a la policía, se calcula que un 25 o 30 por ciento de la Policía está contaminada. A raíz de eso el Presidente decretó que las 22 bandas son terroristas y obligaron a combatir.
En este momento está militarizado Ecuador. Es muy complicado vivir toda esta situación, yo personalmente como persona pública he recibido amenazas, extorsiones. El canal que atacaron era el canal donde yo trabajaba, a las personas que antes no nos tocaban. Debido a esas extorsiones en noviembre me mudé a otro barrio y luego opté por venirme a Uruguay, cambié de números de teléfono, de vehículo, es una situación inimaginable”, concluyó.