lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Mentira

César Suárez
Por

César Suárez

196 opiniones

Por el Dr. César Suárez
Estuve buscando en el diccionario en la Real Academia Española el significado de “mentira” y la define como “expresión contraria a lo que se sabe, se piensa o lo que se siente”.
La realidad es que nadie puede saber qué es lo que otra persona está pensando a menos que lo manifieste de alguna manera, por suerte, el pensamiento de cualquier persona está sellado en la cabeza de cada uno y confío que por siempre sea así y que nadie se le ocurra inventar una nueva aplicación para explorar lo que otro está pensando, sería el acabose de la intimidad individual y seguramente motivo de manipulaciones con consecuencias imposibles de imaginar.
Siempre se ha dicho que “el hombre es dueño de su pensamiento y esclavo de su palabra” y con eso cada individuo puede manejar su territorio al que nadie puede ingresar.
En oscuros tiempos de nuestra historia nacional se ha usado la tortura para sacarle información a una persona colocado en situaciones extremas, pero, así y todo, le podrán sacar acerca de lo que sabe, pero jamás saber qué es lo que piensa y lo que planifica en su más profunda intimidad.
Uno sabe que, en la realidad cotidiana, nadie expresa en palabras más de un mínimo porcentaje de lo que está pensando y quizás si lo expresara realmente seguramente tendría más de un conflicto por lo tanto cada uno selecciona de su pensamiento lo que ha aprendido que puede decir y en ocasiones cuando alguien es forzado a decir lo que realmente está pensando, termina por ensayar una pequeña mentira que sea creíble para salir del paso.
Una cosa es una mentira o otra cosa es lo que y otra es no expresar lo que se sabe o que se piensa, es frecuente, que en la intimidad de una reunión de pareja o de un grupo de amigos o socios se hablen cosas que cuando se sale fuera de ese ámbito no se digan o se nieguen,
Pero hay otras mentiras intencionadas, para omitir una responsabilidad o para engañar o estafar a alguien, mentiras que engañan la buena fe de una persona honesta que termina confiando para después verse defraudado, hay mentiras que son medias verdades o mentiras compasivas intentando que otra persona no sufra por la acuciante verdad que lo envuelve.
Por otra parte, están los mentirosos compulsivos, una suerte de enfermedad que lleva a una persona a fabular sobre una realidad paralela y tiene como hábito mentir a veces para hacerse una imagen que no tiene o simplemente por el placer de mentir.
La gente que busca trabajo en ocasiones se ve obliga a mentir para ajustarse a la requisitoria y alteran un poquito su relación de méritos y algunos exageran tanto sus virtudes que pronto sus empleadores se dan cuenta que nada de lo que puso en su currículo era más o menos cierto.
La realidad es, que la mentira anda por ahí suelta y cualquiera puede ser víctima de una, a veces sin ninguna consecuencia, pero en otras con resultados dramáticos, pero no todo el mundo es tan confiado y explorando minuciosamente luego de dialogar con un mentiroso hay quienes tiene la habilidad de sacar de mentiras verdad.
La mentira a fin de cuentas es un hecho tan cotidiano razón que el ingenio popular le dedicado numerosos refranes. Seleccioné algunos, los más conocidos.
La mentira tiene patas cortas. De vez en cuando di una verdad para que crean cuando estás mintiendo. Engañar y ser engañado, nada más común en el mundo. Con el tiempo es mejor una verdad dolorosa que una mentira útil. La verdad a medias es la peor de las mentiras. No mientas dijo el mentiroso. La verdad duele sólo una vez, la mentira duele cada vez que se recuerda. Todos los hombres nacen sinceros y mueren mentirosos.
Nunca se miente más que después de una pesquería, durante una guerra y antes de las elecciones.
Escuché que cuando una persona se hace crujir las articulaciones de los dedos las manos, se está sacando mentiras, nunca entendí por qué.