martes 16 de abril, 2024
  • 8 am

Nada podemos esperar si no es de nosotros mismos

Gustavo Chiriff
Por

Gustavo Chiriff

153 opiniones

Por Gustavo Chiriff
La actividad política, nos lleva a lo largo de la vida a tener que ir asumiendo distintas responsabilidades, en nuestro partido, en la fuerza política y hoy particularmente en el ejecutivo departamental. En todo ese proceso nos fuimos formando, a través del estudio y a través de la militancia, que nos da una cumulo de experiencias que nos permiten analizar con mucha más precisión la realidad y transformarla.
Aprendimos a trabajar en colectivo y para lo colectivo, tratando de superar el individualismo, el cual esta sociedad capitalista que vivimos, promueve y que lleva entre otras cosas a la alienación de los individuos. Y en ese sentido actuamos de forma orgánica y participativa, con decisiones pensadas y acordadas, para que el desarrollo político de nuestras propias acciones tenga base partidaria. No concebimos el trabajo diario sin la participación y opinión de nuestros compañeros, quienes de alguna forma sustentan nuestras propuestas.
Nuestra formación política, con un importante contenido ideológico, nos forma para poder enfrentar las distintas situaciones que a lo largo de la vida nos enfrentamos, con la convicción de que en estas batallas siempre salimos fortalecidos. No nos mueve ninguna ambición personal, ni particular, somos parte de un colectivo de hombres y mujeres, valiosísimos, que tenemos la enorme tarea de construir un Uruguay mejor, de cambiar esta sociedad.
Las y los comunistas uruguayos, con mucha modestia y con una gran convicción, contribuiremos con todas nuestras fuerzas a resolver a favor del pueblo las contradicciones que están planteadas en nuestro país. Allí donde nos toque estar, estaremos militando y contribuyendo para que el Frente Amplio vuelva ser gobierno y retener el gobierno departamental aquí en Salto. No es tarea sencilla, nada está ganado, depende de cada uno de nosotros, asumir el compromiso militante, de dar en todo momento la batalla para desplazar al bloque de poder, de la coalición de derecha, que, en aplicación de su modelo de desigualdad, de corte neoliberal, está causando desastres en el pueblo uruguayo.
Depende de nosotros mismos poder devolverles la esperanza a miles de uruguayos y uruguayas, cada uno de los frenteamplistas debemos asumir el compromiso ineludible de llegar a cada rincón del país, con nuestra propuesta de programa, que es muy diferente a la que presentan los candidatos de la derecha, donde lejos esta de solucionarle los problemas a nuestro pueblo.
Tenemos tres precandidatos y una precandidata, pero impulsamos un solo programa de gobierno, pensado en las mayorías de nuestro país, pero nada podemos esperar, si nosotros no militamos para que se produzcan los cambios.