martes 16 de abril, 2024
  • 8 am

La cosecha arrocera se inaugurará en Pueblo del Barro, Tacuarembó

El 8 de marzo se inaugura la cosecha arrocera de la zafra 2023-2024, este año se realizará en el establecimiento Santa Enriqueta, ubicado en el kilómetro 300,3 de la ruta 26, en Pueblo del Barro, Tacuarembó.
El presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), Alfredo Lago, recordó que la inauguración de la cosecha es un «evento itinerante» por lo que se realiza en las distintas cuencas arroceras. Indicó que «hace mucho tiempo no estábamos en esta zona y por tanto nos pareció de orden generar esta fiesta allí, en la casa del Ing. Ernesto Aguirre, un productor que lleva 40 zafras, produciendo el cereal y que obviamente también ha sido este un referente para todos los productores en esa en esa región».
Lago confirmó la presencia del «Dr. Luis Lacalle Pou y el Ministro Fernando Mattos, así como también algunos otros ministros que están confirmando la participación, además de varios jerarcas de distintos entes autónomos y empresas públicas». En este sentido remarcó la importancia de la presencia de las autoridades, para que puedan conocer «in situ» la situación del sector arrocero, la cual estará plasmada en el discurso de ACA.
Respecto a las expectativas de rendimiento, Lago recordó que los 9.600 kilos por hectárea del año pasado fue un «récord histórico» y más allá que «el objetivo siempre es poder superar e ir mejorando los niveles productivos de kilos por hectárea» se debe ser «consciente de que gran parte de esto lo determina el clima».
El año pasado con el fenómeno de «La Niña», «la situación de alta temperatura y de gran radiación solar, fue muy beneficiosa para el arroz, sin embargo, con este año de «El Niño», «la oferta ambiental está siendo menor de que en los años anteriores» a pesar de que no ha sido un año clásico del fenómeno, sino que se han generado ventanas propicias para el cultivo.
Lago recordó que, debido a la situación climática en la primavera, «hay un 20% de siembra fuera de la mejor época, porque la ventana de octubre no permitió plantar más del 80%». Además, el mes de enero ha tenido «temperaturas promedio bastante por debajo de la normalidad y una radiación solar también de indicadores menores». A pesar de ello, «febrero este sido muy beneficioso y ha recuperado esa oferta ambiental» señaló Lago.
Puntualmente sobre los rendimientos esperados, Lago estimó entre los 8.700 y 8.800 kilos por hectárea, si bien entiende que se está siendo «bastante conservador en estos datos», las expectativas son de una caída entre los 1.000 y 800 kilos por hectárea con respecto a la zafra pasada».