sábado 18 de mayo, 2024
  • 8 am

Dragado entre Paysandú y Salto: “Solo resta que los gobiernos tomen la decisión”

Por Carlos Arredondo
“La navegación entre Salto y Paysandú está en manos de las cancillerías (gobiernos) de los dos países y mientras no se expidan no se podrá avanzar en la ejecución de las obras -que deben realizarse en paso San Francisco”-. Eso se desprende de lo manifestado a CAMBIO por la integrante de la delegación uruguaya en la CARU (Comisión Administradora del Río Uruguay), Esc. María Eugenia Almirón.
ESTUDIOS DE
FACTIBIIDAD
La jerarca comenzó explicando que “Se presentaron todos los estudios de pre factibilidad, tanto económicos, sociales y de impacto ambiental. Se hizo toda una consultoría, que incluyó estudios de impacto ambiental y audiencia pública y está todo terminado. Ese estudio ya se aprobó por parte de CARU y se notificó a las cancillerías para dar noticia de lo que habíamos hecho”.
PASO SAN
FRANCISCO
“La obra es en el paso San Francisco, a la altura de la ciudad de Colón, es el único paso que se iría a dragar, que es el que está más complicado, y que permitiría tener una navegación segura, de 8 pies (para barcazas) hasta el puerto Salto”, explicó.
BALIZAMIENTO MIXTO
Almirón dijo además que “dentro de ese estudio que se hizo, se establece el costo del balizamiento y señalización. Y el costo de la compra de todas las boyas que impliquen señalizar el tramo desde el puerto de Paysandú y el de Salto. Y en eso se van a utilizar dos tipos de boyas: Unas son las físicas, comunes y corrientes que conocemos todos, y las otras son virtuales que se hacen a través de un software (es un sistema que coloca en columnas en las dos orillas del rio Uruguay, en el tramo entre Salto y Paysandú, y eso emite una señal que hace que el navegante, teniendo ese programa -que lo tiene prácticamente todo el mundo -, pueda también navegar con la ayuda de esas boyas virtuales. O sea que es un sistema mixto”.
DINERO DE CARU
Según Almirón el costo de la obra oscila entre US$ 1.200.000 y US$ 1.500.000. “Es un dinero que no tiene que ponerlo ninguna de las cancillerías, es un dinero que la CARU tiene presupuestado desde el año 2020 y lo está renovando todos los años. O sea es una obra que la va a ejecutar CARU con dinero de CARU, no con plata de los Estados».
COMO SE
ADJUDICARÁ LA OBRA
“De acuerdo al derecho internacional Se podría hacer por acuerdo de presidentes o por acuerdo de cancilleres, esas serían las dos formas que tenemos. También puede ser, si nos dan la instrucción, una adenda de contrato, con la empresa que está ejecutando hoy, el dragado de mantenimiento del kilometro cero, en punta gorda, hasta el puerto de Paysandú”.
EN MANOS DE
CANCILLERÍAS
Esa modalidad podría aplicarse debido a que el monto estipulado para el dragado de mantenimiento en San Francisco, no merezca que se llame a licitación (porque es muy bajo), pero también es posible que a la empresa no le sirva y deba hacerse un llamado. Eso lo resolverán las cancillerías. “Una vez que tengamos eso tenemos la posibilidad de ejecutar la obra”, dijo Almirón. Consultada respecto a cómo sigue esto, María Eugenia Almirón afirmó: “Sigue con la autorización de las cancillerías. O sea: Los cancilleres tienen que decirnos: “Avancemos”, para que nosotros podamos ejecutar la obra, pero todavía, no sé si se ha puesto en la agenda bilateral. Eso es lo que aún no sabemos”.