domingo 26 de mayo, 2024
  • 8 am

29 de abril, Día Internacional de la Danza: la mágica conexión y comunicación entre cuerpo, mente y alma

Por Melisa Ferradini
El 29 de abril de 1985, la Unesco proclamó el Día Internacional de la Danza por una propuesta del Comité Internacional de Danza. El día se eligió por el aniversario del nacimiento de Jean-Georges Noverre, maestro y creador del ballet moderno. El objetivo del Día Internacional de la Danza es homenajear a la danza como una disciplina de arte universal y diversa, reuniendo a todos los que han elegido esta forma de expresión sin barreras culturales, políticas y éticas. Para contarnos de su pasión por la danza y como a través de su academia decidió trasmitirlas a otros, CAMBIO dialogó con Lucia Tenca Profesora y Directora de la Academia de Danzas que lleva su nombre.
LA DANZA COMO PARTE DE VIDA
Cuando fui más grande, estaba practicando un deporte, una compañera me invita a ir a verla y desde ahí dije bueno, es por acá, es esto, lo voy a intentar nuevamente, relata. Y comencé a tomar clases de danza y me di cuenta que sí, que era el arte, me gustaba mucho el deporte también, pero que era el arte, el bailar, que cerraba todas mis necesidades. “Cabe destacar, hablando del arte de la danza, que podemos bailar, danzar con todo, con sonidos, con música, se puede danzar hasta con el silencio, solo con la respiración podemos bailar”, o sea qué es un arte tan complejo, tan hermoso y maravilloso. Podemos transmitir todo hasta con música y así seas hasta con solo la respiración. La danza es parte de mi vida, enfatiza. Incursioné en ella con muchísima vocación, responsabilidad y dedicación.
EN NUESTRO PAÍS
La danza en el Uruguay ha evolucionado y ha crecido muchísimo en todas las ramas. Hay una impronta en todas las modalidades. Se ha nutrido mucho el Uruguay, el cuerpo de baile del ballet del SODRE ha traído mucha satisfacción y es nombrado nuestro país en el mundo. Deja a nuestro país muy bien parado, ubicado en los rankings de danza, puntualmente, hablando de la danza moderna y clásica. Pero no solo eso, hay muchísimas escuelas trabajando en todo el país que hacen un gran trabajo. Como siempre, desde que conozco y tengo noción de esto, seguimos el interior tratando de estar presentes. Nos cuesta muchísimos más que a la capital que nos lleguen un montón de cosas, pero se trabaja, se trabaja muy bien. La característica principal para enseñarla, es ser apasionado, estudiar, aprender y no especular, sino realmente saber lo que estamos transmitiendo. Que cada paso o cada estudio de lo que hacemos tiene un porqué y un para qué. No solamente es bailar, tenemos todo un trasfondo de teorías como nutrición, anatomía, historia, psicología, un montón de cosas más que hacen y que son imprescindibles de tener para enseñar danza.
LA ACADEMIA
En la academia nos organizamos así; se dividen los grupos por modalidad, edades y se planifica lo que se va a trabajar a lo largo del año para llegar a las muestras. También para ir preparando los exámenes, se requiere de toda la preparación de todo el año para llegar a rendir un examen como corresponde. Las maestras que me acompañan en la academia, coordinan qué coreografías, destinar músicas, trajes, todo según las edades y el grupo. Tanto sus clases modelos como sus presentaciones de obra ya en el mes de febrero se comienzan a hacer todo el organigrama y cronograma de lo que será el año. La academia está abierta para niños a partir de los 3 años de edad. Tenemos, danza jazz, clásica, árabe, española y urbana. Cada área con su estudio y su formación. Varias de las destacadas nombradas anteriormente tienen los profesorados de danza jazz, árabe clásico y español. Constan con los profesorados de danza, los cuales se van formando al alumno desde muy chiquitos hasta obtener el título de profesor de danza, finaliza.