miércoles 29 de mayo, 2024
  • 8 am

En el 2023 hubo 107 fallecidos por covid-19, el registro más bajo desde que el virus irrumpió en el país en 2020

Si bien la peor crisis por el covid-19 en Uruguay ya pasó hace tiempo, el virus persiste en una etapa endémica, con casos y fallecidos registrados durante todo el año. En 2023 murieron 107 personas por el coronavirus, según datos del Ministerio de Salud Pública (MSP), la menor cifra anual desde que irrumpió la enfermedad, hace ya cuatro años. El dato surge de un pedido de acceso a la información pública, adjunto en la página web del MSP, que además de esta cifra solicitó cuántas dosis anticovid tenían esos fallecidos y en qué período ocurrieron, discriminados por trimestres. No se dieron detalles de edad y si tenían o no comorbilidades.
DATOS
El grupo más grande de muertos por el virus en 2023 lo integran aquellos que no contaban con ninguna dosis anticovid (37). Le siguen quienes tenían cinco dosis (23) -que también suelen ser los de mayor edad-, y luego se distribuyen entre los que contaban con entre dos y cuatro vacunas, con 15 casos en promedio, respectivamente. Hubo solo uno que tenía una única vacuna dada. Por otro lado, la mayor incidencia de fallecidos fue en el primer trimestre (47) y el último (37), con menos casos en el segundo trimestre (14) y el tercero (9), según los datos que incluyó el ministerio en la respuesta publicada a fines de abril. Estas últimas, que se asocian a tener un mayor riesgo de alcanzar covid-19 grave, son múltiples: diabetes mellitus tipo 1 y 2; cardiopatías, como la insuficiencia cardíaca; obesidad mórbida; enfermedad renal crónica; trastornos neurológicos, como el párkinson; y las enfermedades respiratorias, como el EPOC y el asma moderada a severo.
MUERTES
Lo cierto es que los decesos por covid-19 en 2023, resultaron la menor cifra anual desde que se confirmaron los primeros casos. Mientras que en 2020 fueron 177, treparon a 5.447 en 2021, tras el peor pasaje de la pandemia. En menor magnitud, las muertes pasaron a ser 2.286 en 2022, y descendieron a 107 en 2023. En total, desde que irrumpió el virus hubo 8.017 fallecidos. Tanto expertos médicos, estudios internacionales y autoridades sanitarias han destacado el impacto positivo de las vacunas, tanto en la incidencia como en la mortalidad del coronavirus, con efectos adversos no significativos. El impacto es visible en la evolución tras la aplicación en el país de las dosis tanto de origen chinas como norteamericanas.
ÚLTIMO INFORME
Según El País, se puede realizar otra lectura de la mortalidad, que es la tasa de fallecidos cada 100.000 habitantes. El último informe del MSP, con datos preliminares, plantea que esta tasa en 2023 fue de 11,5 cada 100.000. Fuentes de la cartera indicaron que si se observa esta tasa entre aquellos no vacunados resulta superior a los inmunizados. Si bien es una cifra muy inferior a la del 2022 (64,3) y del 2021 (153,7), la tasa del año pasado está por encima del registro de 2020 (5). Cabe recordar que en el año que se detectó el nuevo virus, hubo más muertes (177) que en 2023 (107). Eso se explica porque la tasa de mortalidad se calcula dividiendo el número de muertes en un período entre la población media en dicho lapso de tiempo, y multiplicando ese resultado por mil. Este mecanismo supone que el número final “puede variar cada año”. Como sea el cálculo, es notoria la baja de la incidencia del covid-19 entre las principales causas de fallecimiento en Uruguay luego de la vacunación generalizada y la inmunidad colectiva tras las sucesivas reinfecciones.