viernes 21 de junio, 2024
  • 8 am

Valoración cardiovascular previo a participación deportiva

Colegio Médico del Uruguay
Por

Colegio Médico del Uruguay

173 opiniones

Dr. José A. Techera.
Médico Cardiólogo. Intensivista.
Consejero Regional Norte – CMU
El ejercicio físico es un aliado indiscutible para la mejora de la salud y para prolongar la calidad de vida, con amplios beneficios en todos los sistemas en particular el aparato cardiovascular. Pero cuando el ejercicio es de alta intensidad puede aumentar el riesgo de determinados eventos e incluso de muerte súbita.
La valoración cardiovascular pre participación deportiva es recomendable y sus objetivos son: detectar enfermedades cardiovasculares que potencialmente pongan en riesgo la salud del deportista y/o situaciones que puedan desencadenar alteraciones en la salud cardiovascular del deportista.
La finalidad es prevenir la muerte súbita del deportista y otras complicaciones y reducir el efecto negativo que pueda tener la actividad física en algunas enfermedades del aparato cardiovascular.
Se estima que la muerte súbita ocurre en 2 de cada 100.000 en menores de 35 años, y 1 de cada 18.000 en el rango de edad de 25 a 75 años. Es 10 veces más frecuente en hombres, por causas que se desconocen. Pero es incalculable la repercusión psicosocial en familiares y personas allegadas.
La valoración debe ser individualizada en función de las características del deportista. Como regla general consta de una historia clínica con los antecedentes familiares de enfermedades hereditarias del aparato cardiovascular, antecedentes personales y la historia deportiva, así como la identificación de algunos síntomas o signos de alarma. Además se acompaña de un examen clínico y una selección de pruebas que podrían ser un electrocardiograma, ecocardiograma y la prueba de esfuerzo según el criterio médico. Su validez se estima un máximo de 2 años.
De acuerdo a las recomendaciones de la Sociedad Uruguaya de Cardiología podrá ser realizada en menores de 35 años por el pediatra, el médico de familiar o generalista. La derivación al Cardiólogo corresponde cuando se detectan predictores clínicos y/o electrocardiográficos de riesgo.
El electrocardiograma es una técnica aceptada como imprescindible por la mayoría de los expertos, dado su bajo coste y porque permite detectar muchas de las cardiopatías implicadas en la muerte súbita de los deportistas más jóvenes.
Quienes deben realizarse una valoración previo a la participación deportiva serían todos los deportistas federados o no y todo aquel que esté interesado en comenzar un programa de ejercicio. Pero especialmente está recomendado en:
-Deportistas con antecedentes familiares de enfermedades hereditarias del aparato cardiovascular, enfermedad coronaria, o muerte súbita en menores de 55 años.
-Deportistas con factores de riesgo como hipertensión arterial, colesterol elevado, tabaquismo, sedentarismo.
-Sobre todo en deportistas con enfermedades cardiológicas.
En nuestro país el carné del deportista exigido por el artículo 447 de la ley N° 18719 y su decreto reglamentario 274/017, emitidos por la Secretaria Nacional del Deporte es el único documento habilitante para la práctica del deporte federado.
Esto no se aplica a las personas que no practican deporte federado, sin perjuicio de lo cual se recomienda la realización de un examen médico previo al inicio del plan de actividad física y/o deportiva cualquiera sea la edad y condición física del individuo.