lunes 17 de junio, 2024
  • 8 am

Mujeres privadas de libertad reciben capacitaciones y acceden a la educación

Por Andrés Torterola.
En la sede Salto de la Universidad de la República se llevó a cabo una jornada de intercambio técnico entre representantes del Ministerio de Desarrollo Social de Uruguay y del Ministerio de Desarrollo Social y Familia de Chile. Además de las autoridades y referentes de la Unidad N°20 del INR en Salto, también participaron autoridades y docentes de la sede Salto Udelar que trabajan en el ámbito penitenciario, así como representantes de otras instituciones, principalmente del sector educativo. Esta jornada se realizó en el marco del Proyecto «Políticas Públicas en Primera Infancia, Familia y Mujeres Privadas de Libertad.
APOYO A MUJERES PRIVADAS
DE LIBERTAD
El INR y la Universidad de la República tienen acuerdos que constituyen el marco principal de colaboración. Uno de estos convenios, establecido en 2016, abarca áreas como extensión, enseñanza e investigación. En 2020, se amplió esta colaboración con la creación de un programa universitario en cárceles. El programa asegura la presencia de facilitadores en algunas unidades penitenciarias, garantizando así que las personas privadas de libertad que deseen cursar estudios en la UDELAR cuenten con el apoyo necesario de docentes para facilitar su educación.
IMPORTANTE TRABAJO
La docente Analía Ignatov, perteneciente a la Facultad de Enfermería, ha estado llevando a cabo un importante trabajo en la Unidad 20 del INR, focalizado en madres privadas de libertad que tienen hijos a su cargo. Según sus observaciones, durante el año 2020 surgió una necesidad palpable entre las internas del INR. Este año fue particular debido a la persistencia de la pandemia, lo que dificultó el acceso fluido a la atención de salud. En este contexto, se inició un taller sobre lactancia materna que, además de abordar este tema, permitió identificar otras necesidades expresadas por las mujeres privadas de libertad. Estas incluyeron preocupaciones relacionadas con infecciones de transmisión sexual y métodos anticonceptivos.
OBJETIVO PRINCIPAL
Ignatov señaló que al año siguiente se formalizó aún más un escenario clínico en un proyecto colaborativo con las autoridades del instituto. Esta experiencia resultó sumamente enriquecedora para el cuerpo docente. Se enfrentaron a un desafío distinto: transitar por situaciones emergentes que no eran los tradicionales, como hospitales o policlínicas, sino un ambiente más comunitario donde solían encontrarse mujeres privadas de libertad.
NUMEROSA PARTICIPACIÓN
Esta iniciativa resultó sumamente estimulante, dado que la participación en la actividad era voluntaria y contó con la participación de aproximadamente 60 mujeres privadas de libertad, a la mayoría de las cuales les asisten responsabilidades parentales, representando cerca del 90% del grupo. Se llevó a cabo un proceso de caracterización y diagnóstico en un entorno específico, donde se elaboró análisis de situación de salud utilizando una herramienta comunitaria.
El objetivo principal del trabajo realizado por la Facultad de Enfermería es fortalecer la salud sexual y reproductiva de estas mujeres en el Instituto Nacional de Rehabilitación y brindar los recursos necesarios para estudiar en la UDELAR.