lunes 17 de junio, 2024
  • 8 am

Una vez más, el Gobierno Nacional al rescate de Salto

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

176 opiniones

Por Carlos Silva
Desde hace muchos años recorremos el interior de nuestro departamento, primero por nuestra profesión, somos médico veterinario y trabajábamos en el campo, y ya desde el año 2011, también sumamos la actividad política en estas recorridas. Conocemos la realidad de la caminería rural de primera mano y hemos denunciado desde que estamos en la Junta Departamental, en el periodo del 2005 hasta el momento, las distintas variaciones que ha sufrido la caminería rural.
Tiene alrededor de 5.000 kilómetros y el último recuerdo que tienen los pobladores del interior y los productores de distintas zonas de nuestro departamento, de una caminería que se mantenía y permitía un tránsito normal de los pobladores y de la materia prima que se produce en las distintas zonas, es del último gobierno del Portillo Nacional, del contador Minutti, del año 90 a 95.
De ahí en más, hubo periodos mejores y peores, pero nada comparado con estos últimos 9 años, o sea, los dos periodos de gobierno del Intendente Lima. La red vial del departamento que cuenta con más de 5.000 kilómetros, está destruida, abandonada y le han querido transferir las responsabilidades desde la Intendencia de Salto, a los Municipios. Pasarle la responsabilidad, pero sin darle las herramientas necesarias que les corresponde, incluso en algunos municipios como el de Lavalleja que, por no pertenecer a su mismo partido, le ha quitado recursos.
No solamente no se le ha dado recursos para que puedan hacerse cargo, transfiriéndole esta responsabilidad, así como le hicieron con otras y que termina siendo el Gobierno Nacional, que financia hasta la recolección de basura en el interior. Toda la maquinaria vial que podemos ver en el interior, en algunos lugares nuevas, es la que se ha podido ir comprando en lo que va de este periodo, con el apoyo de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto del Gobierno Nacional, de allí provienen los recursos que manejan los municipios, la Intendencia de Salto ni siquiera fue capaz de poner el 15% que le correspondía. El Gobierno Nacional ha decretado la emergencia vial debido a las inclemencias climáticas y el Intendente de Salto ha anunciado que se van a reparar más de 400 kilómetros de caminería, o sea que no llegan al 10%. Una responsabilidad del Gobierno departamental, una vez más el Gobierno Nacional, sale el rescate. Esperemos y esperamos que se utilicen los recursos económicos que van a venir, de manera correcta y que realmente los vecinos de alguna zona del departamento puedan ver realizados sus reclamos que vienen haciendo desde hace tanto tiempo. La red vial de un departamento es fundamental para el desarrollo del mismo. La caminería une pueblos, acerca sueños, abre puertas y da más posibilidades, incluso hasta para salvar una vida. El Gobierno de Luis Lacalle Pou ha llevado el desarrollo a las localidades más chicas de todo el Uruguay, y Salto no ha sido la excepción. Hoy todas las localidades del departamento cuentan con una señal de internet de calidad, en muchas que no había, hoy tienen una ambulancia y en otras hay nuevas, se han reparado policlínicas y se han reabierto destacamentos policiales que hacía años que estaban cerrados. MEVIR llego a más localidades que en ningún otro gobierno y todas estas cosas se notan.
Ahora le toca a la Intendencia de Salto, darle la oportunidad a toda esa gente de poder transitar libre y dignamente, por los caminos hoy olvidados, del interior de nuestro departamento. Una vez más, hágase cargo Intendente.