martes 18 de junio, 2024
  • 8 am

Se inauguró ayer, las LI Jornadas Uruguayas de Buiatría en Paysandú

Con la presencia de autoridades nacionales y departamentales, instituciones, empresas patrocinantes y profesionales del sector, se dio inicio en la jornada de ayer, a la 51° Edición de las Jornadas Uruguayas de Buiatría en el Salón EGEO de Paysandú. La doctora Carmela Dos Santos, presidenta del Centro Médico Veterinario de Paysandú, destacó la relevancia de este evento y los desafíos futuros en su discurso inaugural.
«El éxito de Buiatría se basa en desarrollar un programa actualizado y relevante para los veterinarios de campo, además de fomentar un ambiente de reunión e intercambio profesional,» afirmó Dos Santos. Subrayó que mantener este nivel de excelencia requiere un arduo trabajo continuo y un compromiso intergeneracional dentro del Centro Médico Veterinario de Paysandú.
Dos Santos hizo hincapié en la importancia de los centros veterinarios locales como espacios de encuentro y apoyo para los veterinarios que trabajan en soledad en zonas remotas. «Estos centros son esenciales para intercambiar conocimientos técnicos, recibir información y mejorar la práctica profesional,» señaló.
La presidenta también resaltó el avance de la Facultad de Veterinaria tras su traslado a una nueva sede en 2021 y el impacto positivo de la descentralización y expansión universitaria hacia el interior del país. «En los últimos cinco años, alrededor de 130 estudiantes se inscriben anualmente en el CENUR Litoral Norte para estudiar veterinaria, y el 80% de ellos son los primeros universitarios en sus familias, con un 65% de mujeres,» informó Dos Santos, destacando la democratización del acceso a la educación superior.
Un logro reciente en esta línea fue la firma, el pasado 7 de mayo, del proyecto para la construcción del Campus Universitario en Paysandú, que incluirá laboratorios de reproducción y tecnología de alimentos. «Reconocemos la gestión del Dr. Liber Acosta y del Intendente Dr. Nicolás Olivera en esta iniciativa,» añadió.
Entre los próximos desafíos, Dos Santos mencionó la necesidad de un mayor apoyo de la Facultad de Veterinaria al CENUR Litoral Norte para implementar el nuevo plan de estudios y desarrollar clínicas especializadas en Salto y Paysandú. «Estos elementos son indispensables para lograr la acreditación de la carrera en el mediano plazo,» puntualizó.
La presidenta también reconoció la labor del Decano Dr. José Piaggio, quien culminará su mandato a fin de año, destacando su liderazgo durante una etapa de cambios y consensos. Además, celebró la creación del Colegio Veterinario del Uruguay, una herramienta crucial para proteger la profesión del intrusismo y garantizar prácticas adecuadas. Instó a todos los veterinarios a colegiarse y a colaborar activamente con la institución.
En su alocución, Dos Santos recordó el compromiso asumido el año pasado al conmemorar las Bodas de Oro de estas jornadas, subrayando la relevancia de mantener y mejorar las prácticas actuales. «El Instituto de Bienestar Animal (INBA) debe ser un pilar fundamental en nuestra labor, pero necesitamos un mayor espacio para incidir en sus decisiones», enfatizó.
Resaltó la importancia de las Comisiones Departamentales del INBA, las cuales deben tener lineamientos claros y mejorar su comunicación con la Comisión Nacional de Bienestar Animal. «Como profesionales, aspiramos a ser escuchados y aportar con argumentos técnicos que jerarquicen los temas a atender y elaboren protocolos de actuación», agregó.
En el ámbito del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Dos Santos alertó sobre el debilitamiento de las oficinas regionales y la necesidad de reforzar los Servicios Ganaderos Zonales y los Laboratorios Regionales de DILAVE. «La exportación de productos de origen animal es vital para nuestra economía. Necesitamos un soporte eficiente para la vigilancia epidemiológica y la policía sanitaria que asegure nuestro estatus sanitario», afirmó.
La preocupación por la campaña sanitaria contra la brucelosis fue otro punto crítico abordado. Dos Santos expresó incertidumbre sobre los cambios implementados en la definición de foco basado en criterios epidemiológicos del MGAP. «Estos cambios no brindan certezas a los veterinarios y productores. Una campaña sanitaria debe ser clara, rigurosa y predecible», sostuvo.
Un informe reciente del Comité Coordinador de Investigación en Salud Animal (CCISA) reveló pérdidas anuales en salud animal de 800 millones de dólares y gastos de 224 millones de dólares en la última década, totalizando 1.024 millones de dólares al año, equivalentes al 20% del PIB agropecuario. «En contraste, la inversión en investigación y desarrollo es apenas de 5 millones de dólares. Estos datos alarmantes exigen una respuesta urgente», subrayó Dos Santos.
Entre las sugerencias planteadas, Dos Santos propuso: Incrementar la inversión en investigación, desarrollo e innovación. Garantizar que la investigación en salud animal sea liderada por una organización institucional con fondos estables. Potenciar la transferencia de tecnologías y conocimientos en salud animal.
Además, apoyó el proyecto en estudio para establecer la figura del «Veterinario Corresponsable de Predio» (VRP), como una estrategia para mejorar la salud animal, ambiental y humana. «El VRP sería responsable de planificar y supervisar trabajos en los predios, así como de las certificaciones y seguimiento de planes sanitarios. Esta adopción debe ser voluntaria y el productor debería recibir un beneficio por su incorporación», explicó.
Al finalizar, Dos Santos abogó por un enfoque integral de «Una Sola Salud» para producir alimentos inocuos y acceder a mejores mercados.