martes 25 de junio, 2024
  • 8 am

La importancia de la vacunación

Colegio Médico del Uruguay
Por

Colegio Médico del Uruguay

173 opiniones

Dr. Oscar Mendoza Sabarrós
Regional Norte del CMU
Desde el descubrimiento de los microorganismos productores de infecciones que se contagian de diferentes formas, se generan anticuerpos inducidos por fragmentos del agente que produce la enfermedad para dar una respuesta al organismo con el fin de minimizar la gravedad de la enfermedad cuando se tiene contacto nuevamente con el agente.
Esto se hace para que ese agente patológico no cause la enfermedad, o al menos cree la capacidad de responder con mínimos síntomas, minimizando así las complicaciones a las personas y a todo el sistema asistencial.
Las vacunas no producen la enfermedad. Si alguien a las 24 o 48 horas de haberse vacunado comienza con síntomas de una enfermedad, la infección que pueda haberse contraído no guarda relación con la vacuna dada, porque la infección se contrajo antes.
Eso se explica debido a los días necesarios de incubación de la enfermedad infecciosa, que habitualmente y de acuerdo a cada una, tienen un período variable, pero en casi ningún caso, es de solamente 24 horas, siendo que algunas llevan a veces hasta una semana de incubación por lo tanto no hay que echarle la culpa a una vacuna.
En base a la evidencia científica, la vacunación ANTIGRIPAL es necesaria, en ésta etapa especialmente y sobre todo en los grupos más vulnerables de que una infección respiratoria se transforme en una enfermedad más grave, como una neumopatía, que incluso pueda requerir una internación y/o un ingreso a Cuidados Intensivos.
Por eso se recomienda en toda la población, especialmente a las mujeres embarazadas y a las personas que tienen otras enfermedades, también en niños y adultos mayores, así como personal de salud o personas expuestas a mayor contacto con el público, la importancia de tener las defensas necesarias para combatir rápidamente el virus de la gripe y que ésta sea de menor síntoma, con menor cantidad de días cursando la enfermedad y en consecuencia, menor ausentismo laboral.
No está demás recomendar que las personas que tengan síntomas de gripe, no concurran al trabajo ni a las aulas de estudio, que además haya consulta precoz, que puedan cubrirse la boca y la nariz con el pliegue interno del codo al toser o estornudar y se recomienda el uso del tapabocas.
De todas formas, es importante insistir en que la manera más eficaz de prevenir la enfermedad de la Influenza o la evolución hacia una complicación de la Gripe, es la vacunación.
La misma es gratuita y está disponible en amplios horarios en los centros asistenciales donde hay vacunatorios, así como en las rondas de vacunaciones por las diferentes zonas rurales y en las mutualistas, tanto para socios como para no socios.