lunes 15 de julio, 2024
  • 8 am

Fernet Gratto: la historia del primer fernet artesanal elaborado en Salto con productos e ingredientes locales

Por Melisa Ferradini.
El origen del Fernet, se remonta a mediados del siglo XIX, y hay varias versiones sobre su verdadero origen. Algunos sostienen que fue creado en Francia, y otros en Checoslovaquia, pero la mayoría nos sitúa en Italia (más precisamente en la provincia de Lombardia). Hay quienes dicen que fue creado por un boticario extranjero, aparentemente austríaco, de apellido Fernet. Hay otra versión en la que fernet, en realidad, deriva de una voz lombarda que hace alusión a la plancha de hierro al rojo vivo que se utilizaba en la elaboración de la bebida. En esta entrevista con CAMBIO, Álvaro Reinoso -productor de fernet salteña- nos relata sus comienzos y como ha sido el desafío de producirla en nuestro departamento.
LOS INICIOS
“Desde que comenzamos, aproximadamente un año que estamos con el emprendimiento”, nos detalla. “Llegar a la fórmula correcta nos tomó unos cuatro meses, probando con alrededor de 25 combinaciones diferentes. El desafío era utilizar ingredientes locales. Los precios son muy competitivos y estamos contentos con la calidad del producto que estamos ofreciendo. La historia del fernet y su evolución en nuestro país es muy antigua, el fernet es un producto similar al vino o la cerveza, con muchas variantes”, detalla. La combinación con la Coca-Cola surgió en Argentina en el siglo XX, popularizándose enormemente. Los argentinos trajeron esa tradición a Punta del Este, y así se expandió aquí. La idea surgió con los inicios del trabajo con la cerveza artesanal, así comenzamos en ferias en todo el país”.
PROCESO DE
PRODUCCION
En la continuación de su relato el productor nos cuenta como es la producción es un proceso de infusiones y maceraciones que lleva aproximadamente 90 días. “Utilizamos barriles para macerar y ajustamos según la época del año. Todo se hace con hierbas recogidas cuidadosamente en los montes de Salto. Recién hace poco tiempo tuve contacto con el Centro Pyme y estamos empezando a trabajar juntos. Aún no hemos enfrentado grandes problemas, pero estamos en proceso de ver cómo podemos manejar las diferentes etapas de gestión que tenemos que llevar a cabo”, señaló. “El nombre fue todo un parto. Trabajamos con inteligencia artificial para generar ideas, pero nada nos convencía. Un día, recordé mi apellido materno y siendo yo de apellido italiano Grattone, pensé en algo que transmitiera gratitud y positividad. Así nació «Gratto».
DESAFIOS A FUTURO
“La variedad de trámites y gestiones es un gran desafío. Estoy realizando trámites en la Intendencia tratando de obtener la autorización del LATU, que es esencial para certificar el producto. Además, las exigencias son enormes para un productor artesanal pequeño. Es un proceso costoso y complicado. La comunidad ha sido muy receptiva y hay mucho interés en los productos artesanales. Estoy muy entusiasmado con el futuro de «Grato». Queremos seguir creciendo, mejorando nuestro producto y facilitando el proceso de regularización para pequeños productores artesanales como nosotros. Con el apoyo adecuado, podemos llegar lejos”, finaliza.