martes 16 de julio, 2024
  • 8 am

Las señales del abandono

Dr. Carlos Silva
Por

Dr. Carlos Silva

179 opiniones

Por Carlos Silva
Este gobierno departamental, en estos casi 10 años que lleva bajo la conducción de Andrés Lima, ha dado señales y muestras de abandono de la ciudad, del departamento y sobre todo, demostró desapego, por lo que otros tanto lucharon para lograr durante años. Salteños que supieron cuidar y mejorar los recursos de todos, que brindan oportunidades de trabajo y desarrollo para la gente, están siendo desconocidos por el actual Intendente.
Cuando comenzó la pandemia, se decidió cerrar el hotel municipal de las Termas de Arapey, de la joya del norte, como eran llamadas aquellas termas. A más de cuatro años de esa decisión, el hotel no solamente que permanece en la misma situación, cerrado, sino que está en un estado calamitoso, de abandono total y nada se ha hecho por parte del gobierno departamental hasta el momento.
En esas mismas termas, clausuraron los vestuarios y baños de la piscina, comúnmente llamada, de los tres toboganes, durante meses. Luego del reclamo insistente de varios Ediles y ciudadanos, se comenzó con los arreglos de esos baños y de la propia piscina. Se prometió que en poco tiempo la misma iba a estar en funcionamiento y como tantas otras cosas en nuestro departamento, pasó semana de carnaval, turismo y ahora las vacaciones de invierno, de las fechas más importantes para el turismo y esas piscinas, aún siguen sin estar habilitadas al público.
En enero de este año, se anunciaba el retiro del techo de una de las piscinas de termas del Daymán, la tarea se realizaría por parte de funcionarios de la Intendencia y enseguida, una inmediata licitación para reponerlo, con el compromiso de que el techo nuevo estaría habilitado para el invierno. Están pasando las vacaciones de julio, se va a terminar el invierno y las piscinas, siguen sin techo.
Otra muestra de abandono de una ciudad que se dice llamar turística, es la situación de sus museos, los mismos permanecen cerrados y desde mucho tiempo. Aquí no solo desde el punto de vista turístico es la preocupación, sino la enorme pérdida del valor patrimonial y cultural que está sucediendo en esos museos, nadie se sabe cuál es su estado a ciencia cierta, pero todos vemos que están cerrados.
También sigue cerrado el ex zoológico municipal, a la espera de que la Intendencia se haga cargo y pueda brindar ese espacio público a los salteños. La obra de la Costanera Norte lleva ya más tiempo del esperado y así otros tantos paseos de nuestra ciudad, se encuentran en la misma situación. Todas estas son señales de abandono, dejadez y negligencia, por parte de este gobierno departamental.
Dicen que los espacios públicos y patrimonio cultural de una ciudad, son la cara visible de su gente y de su gobierno. Nosotros como Salteños estamos absolutamente convencidos de que esa, no es la cara de la gente de Salto, quizás sí, la cara de los gobernantes de turno.
Necesitamos devolverle el orgullo a la gente y traer nuevamente, prosperidad y desarrollo, por ese camino vamos y a eso nos comprometemos, a recuperar Salto.