miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Uriarte demanda penas más firmes para el abigeato

Carlos María Uriarte dijo que el tema de la inseguridad debe ser atendido fundamentalmente por el Ministerio del Interior pero que se requiere de “toda la institucionalidad” para trabajar en eso, incluso el Ministerio de Ganadería tiene aspectos que atender. También defendió que en la norma de urgente consideración en que la coalición está trabajando se incluya un cambio en las penas para los autores de abigeato para que efectivamente sean “penas correctivas y no estimulantes”, no puede ser que “se determine prisión a una persona y después se la mande con libertad vigilada”, apuntó.
El viernes en la ExpoDurazno el futuro ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca Ing. Agr. Carlos María Uriarte celebró que las autoridades policiales del departamento asistieran a la inauguración de la 107º exposición. “Esperamos que toda la institucionalidad de la República esté coordinada para producir ese cambio que Uruguay precisa”, dijo refiriéndose al reclamo por la situación de inseguridad que vive la sociedad uruguaya.
Cuando digo institucionalidad “estoy hablando del Ministerio del Interior, de Defensa, de Ganadería, de los departamentos” porque “todos tenemos que estar avocados a cambiar la realidad de la inseguridad”, comentó.
Todos los ministerios “tiene un rol que cumplir, pero al que más le compete” el tema de la inseguridad “es el Ministerio del Interior y nosotros (en Ganadería) tenemos que contribuir para que las cosas se hagan lo mejor posible, y de hecho vamos a apoyar al Ministerio de Defensa para que pueda cumplir su rol de seguridad en las fronteras con conocimiento de causa en lo que tenga que ver con ganadería o agricultura, y que tenga un protocolo de funcionamiento si ven que algo pasa”, dijo.
PENAS PARA LOS QUE COMENTEN ABIGEATO
Centrándose en la inseguridad rural Uriarte dijo que en lo “hay un tema que nos compete mucho y es la identificación de los animales robados”. En ese el Ministerio de Ganadería “podemos contribuir, pero el rol fundamental está en el Ministerio del Interior”.
Asimismo destacó que en su visión “las penas” para aquellas personas que comenten un abigeato “tienen que cambiar, tienen que ser realmente penas correctivas y no estimulantes”, y criticó que “se determine prisión a una persona y después se la mande con libertad vigilada”.
“Es poco entendible que se intente corregir una conducta con esa pena”, señalo y añadió que eso “está previsto” en el borrador del proyecto de ley de urgente consideración (LUC) porque es una corrección al Código del Proceso Penal y tiene que hacerse por vía legislativa.
LA TECNOLOGÍA DE LA TRAZABILIDAD
Consultado sobre la posibilidad de cambiar la tecnología de los chips de la trazabilidad, el ministro estimó que “no estamos muy lejos” de lograr mejorar eso. “Si hace diez años hubiéramos pensado que estaríamos como estamos hoy nos habrían acusado de ficción total. Hoy tenemos propuestas tecnológicas que nos hablan de GPS al lado del chip que permitirían rastrear efectivamente a cada animal. El problema es la batería y el tamaño para poder aplicarse en lo que queremos, pero la tecnología ya está”.
“Puede cambiarse el sistema” de las caravanas y de éstas pasar a usar un mecanismo “subcutáneo”, reflexionó, y aseguró que son temas “en que vamos a avanzar” desde el Ministerio.
“LAS COSAS VAN A CAMBIAR”
Por último insistió que después de marzo “las cosas van a cambiar, van a comenzar a percibirse cambios. No se va a solucionar todo de un día para el otro, pero la gente se va a dar cuenta sola de que las cosas cambiaron”.