miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

El mercado lanero australiano cerró con una baja de 18 centavos en el IME

El mercado lanero australiano retomó sus actividades de ventas, luego del receso generado por un ataque cibernético sobre el sistema informático que brinda servicios en los tres centros de ventas australianos.
La pausa imprevista por el mercado generó una acumulación de la oferta que generó está semana un volumen superior a los 60.000 fardos. En su gran mayoría fueron lanas de baja calidad y con un alto porcentaje de lanas que se reofertaron, debido a que en ventas anteriores la demanda no logró satisfacer las reservas de los productores.
Dentro de este marco, la demanda presionó a la baja el mercado generando que los productores australianos retiraran casi un 24% de la oferta. Para la próxima semana la oferta continúa siendo relativamente alta, se espera más de 46.000 fardos.
El Indicador de Mercados del Este (IME) cerró la operativa semanal en A$ 15,62 por kilogramo base limpia 19 centavos en comparación con el pasado jueves 20 de febrero, último día de ventas previo al receso.
Por su parte, al analizar el IME en la moneda estadounidense, el tipo de cambio que en la primera jornada fue negativo, en la segunda normalizó la volatilidad de las monedas y terminó sin ser un factor determinante en el negocio. El IME cerró a US$ 10,34, cayendo 18 centavos en la semana.
En el contexto semanal, la oferta llegó a los 62.166 fardos, distribuidos en los tres centros de ventas, con una demanda que terminó adquiriendo un 76,3% del total. El mayor rechazo a los valores propuestos y la calidad de las lanas se registró en el último día de actividad.
La oferta para la próxima semana si bien será inferior a la presentada en la presente, aún continuará siendo alta. En los tres centros de ventas durante los días 11 y 12 de marzo, la oferta alcanzará los 46.680 fardos.
ABARES pronostica un IME en A$ 17,62 para la zafra 24-25
La ABARES presentó su informe de perspectivas para la lana en Australia, donde se prevé que el Indicador de Mercados del Este (IME) registre subas en los próximos cinco años para alcanzar un valor promedio de A$ 17,62 por kilogramo base limpia en la zafra 2024-25. Sin embargo para este año se espera que el IME descienda A$ 15,80.
El incremento en los valores previstos para el IME se basa en una mejora de la calidad de lana en Australia, debido a mejores condiciones estacionales, y a una demanda mundial en crecimiento.
En cuanto a la producción de lana esquilada en Australia, se prevé disminuya un 9% en la actual zafra 2019-20, alcanzando los 272 millones de kilogramos de lana. Este volumen se irá recuperando en los próximos años hasta alcanzar los 326 millones en 2024-25.
Si bien ABARES espera un incremento en la demanda, el mismo será moderado, ya que se proyecta que el consumo de lana aumentará un promedio de 0,8% al año, hasta llegar a las 1,19 millones de toneladas en 2024-25. Siendo la demanda de los consumidores chinos y de los países más ricos de la OCDE, los que impulsaran la suba de precios.