Jueves 26 de noviembre, 2020
  • 8 am

De a poco, hay que ir empezando

Carlos Albisu
Por

Carlos Albisu

144 opiniones

Por Carlos Silva
Esta semana hemos visto como pareciera, aunque no hubo vuelta ciclista, el Uruguay comienza a andar nuevamente. Evidentemente que la situación sanitaria sigue siendo muy preocupante y como bien dice nuestro Presidente, la salud es lo primero.
También sabemos que el motor del país debe comenzar a funcionar con más fuerza, debemos tenerlo a punto y encendido, para que cuando el Coronavirus nos baje la bandera podamos arrancar primeros. Es necesario estar prevenidos y preparados, porque en eso nos va el futuro, la salida de la crisis.
Como todos saben hay sectores que nunca se detuvieron, simplemente porque no pueden hacerlo, fundamentalmente el sector productivo primario. Para ser claros, cuando los cultivos están prontos hay que cosecharlos, cuando la vaca llega al tambo hay que ordeñarla o cuando el novillo esta pronto, hay que faenarlo.
También están aquellos que se encuentran en la primera línea de defensa, como son los trabajadores de la salud, todos esos uruguayos que hoy están velando por nuestra salud y protegiéndonos de esta pandemia, tampoco ellos se han detenido y libran una batalla donde incluso, ponen su propia vida en juego. Vaya nuestro reconocimiento para todos ellos.
En estos momentos donde muchos sectores de la actividad comienzan lentamente a moverse es cuando más debemos tener cuidado y pensar en los demás, para así cuidarnos todos. Cuando se nos pide que evitemos salir de casa, no aglomerarnos o simplemente mantener la distancia social recomendada, tenemos que saber que es por el bien de todos y cuanto mejor hagamos los deberes, más rápido saldremos de esta situación y serán menos los compatriotas que queden por el camino.
Esta pandemia mundial nos dejará muchas enseñanzas para nuestro futuro y debemos estar atentos a cada uno de los mensajes. Debemos saber que por más pequeño que parezca, cada una de nuestras acciones cuenta, cada uno de nuestros gestos solidarios ayuda y que ser tolerantes y pacientes ayuda y mucho.
El motor se encendió nuevamente y todos debemos estar atentos para que no pierda el ritmo o debamos apagarlo otra vez.
El País no era la maravilla que nos quisieron vender y esto no es un reclamo sino una realidad y depende de nosotros mismos el poder estar preparados para alcanzar lo más rápido posible, el país que todos soñamos. Esto no lo hace solo un gobierno, sino que lo haremos todos juntos y es por eso que contamos con vos.