martes 6 de diciembre, 2022
  • 8 am

«Vamos a intentar por todos los medios que el fallo salga»

Hace diez años el instructor de árbitros de la Organización del Fútbol del Interior (OFI), Jean Martínez, ingresó una denuncia penal en el Juzgado de Cuarto Turno de Salto por la adulteración de diplomas de árbitros, fichas médicas y de trámites de pases de árbitros.
Según el denunciante y sus testigos, las pruebas son contundentes pero el expediente y el fallo han sido demorados. Se entiende que dentro del ámbito judicial hay involucrados directa o indirectamente en el caso y con la Liga Salteña de Fútbol y la OFI.
Los delitos son graves para el marco del fútbol y el deporte y tuvieron relación con ello muchos dirigentes, funcionarios y árbitros tanto de la Liga como de la OFI, así como gente ligada al Ministerio del Interior que tuvo función en la Liga.
La lista de nombres es larga, la mayoría son reconocidos en el ámbito deportivo y en algunos casos existe relación entre esta parte y la agilización o demora que tienen los expedientes en la Justicia. Esta es la razón por la que el sector denunciante entiende que se sigue esperando la respuesta oficial.
JEAN MARTÍNEZ
El 17 de abril de 2010 el ex árbitro e instructor de árbitros, Jean Martínez, presentó pruebas escritas de la adulteración de documentación que luego pasó por la Liga Salteña de Fútbol y posteriormente avalada desde la OFI.
La jueza Marcela Vargas estaba a cargo en aquel momento y el proceso llegó hasta las etapas finales. «Estaba para salir; Vargas dijo que tenía ‘connotación nacional’, pero en ese momento ella se fue de Salto y el expediente fue detenido, cajoneado, ó como quieran llamarle. Ahora no le dan andamiento porque hay involucradas personas muy importantes de la Liga», explicó a CAMBIO Jean Martínez.
«Federico Margall (también instructor de árbitros de la OFI) es un testigo clave. Él declaró todo, las pruebas escritas de cursos hechos en la escuela de árbitros, planillas de aspirantes a exámenes, resultados de los que salvaron y los que no. Los árbitros que fueron denunciados ninguno había salvado. Además, hay un total de veintiséis árbitros con documentación irregular», agregó.
NO NOS DEJARON TRABAJAS MÁS
Luego de realizada la denuncia y de la declaración de testigos e indagados Martínez asegura que «en la Liga no nos dejaron trabajar más. Juan Mattiauda fue traído desde Pay-sandú como instructor y no se presentaron a la escuela, pero el comisario Raúl Couto como presidente del colegio de árbitros de la Liga los designó igual. Hubo una frase que él dijo: «toda persona que se demuestre que es culpable, es inocente». Y quedaron todos habilitados.
NUEVO CAMINO
Martínez concluyó en que la situación, así como está, no tiene futuro, por eso decidió salir en la búsqueda de alternativas para avanzar en el proceso hacia un fallo de la Justicia.
«Hace diez años de ésto y sigo esperando. Pero no vamos a esperar más. Ahora tengo una nueva asesora letrada y vamos a intentarlo por todos los medios. Primero presentará un recurso en Montevideo contra el Juzgado de Salto por la demora de este expediente y después iremos a nivel deportivo a la Secretaría Nacional de Deporte», explicó el ex árbitro.
«Las pruebas son muy evidentes», finalizó.