miércoles 30 de noviembre, 2022
  • 8 am

Salto FC hace 17 años empezaba su corta estadía en la AUF

El sábado 3 de mayo del año 2003 Salto Fútbol Club hacía su estreno oficial en el profesionalismo enfrentando a Basañez como visitante en “La Bombonrea”. Fue empate 1-1 en el debut, el gol salteño lo convirtió Dany Samit, ayer se cumplieron 17 años de ese día que fue el inicio de un ciclo corto que duró tres años y se fue apagando de a poco.
Es por eso que recurrimos a tres personas que fueron parte de ese comienzo, cada uno en su función , Walter Martínez el primer presidente de la institución, Alcides Edgardo Nieto el primer director técnico y Héctor Rodrigo Argüello uno de los jugadores más experimentados.
Con los tres intentamos recordar los primeros pasos, aquella muy buena actuación del año 2003 en que se estuvo muy cerca del ascenso, la desaparición posterior en 2005 y también sobre la posibilidad de que se vuelva a jugar profesionalmente en un futuro.
Walter Martínez “No se entendió lo que estábamos pregonando”
Con varios años en la dirigencia como neutral de la Liga Salteña de Fútbol, así como también trabajando en distintos clubes, Walter Martínez fue parte de aquel grupo de aventureros que se animó a intentar, teniendo la responsabilidad de presidir a la institución en sus comienzos y así le expresó a CAMBIO sobre ese momento tan especial.
“Es un recuerdo muy lindo que va a perdurar mientras estemos vivos, cuando nos encontramos con compañeros y dirigentes de esa época revivimos esa experiencia que fue muy linda, de muchas horas de trabajo. Para destacar fue el apoyo que siempre tuvimos desde el arranque de toda la prensa, de empresarios salteños, nos apoyaron también sponsor desde otros lugares, también hubieron momentos muy complicados y dolorosos pero eso queda como una simple anécdota, rescato el aprendizaje como dirigente.»
«En el arranque se formó un cuerpo técnico muy bueno, dispuesto a colaborar en todo lo necesario, un grupo de jugadores con mucha disposición y gran entusiasmo.»
También el grupo de dirigentes era numeroso y funcionamos bien entre los que estaban Aníbal Cabris, Leonardo Boruchovas, Juan Herrmann, José Luis Pereira, Pagani, Roberto y Sergio De Lima, Cr. Rodolfo Martínez. Creo que faltó entender en la gente de Salto lo que nosotros estábamos pregonando , incluso lo dijimos un montón de veces que la idea era potenciar el departamento, con un a propuesta nueva.»
«Ya en aquellos tiempos se llevaban juveniles muy chicos a Montevideo, no tanto como ahora y se pretendía que los gurisees no se tuvieran que trasladar a la capital y que Salto Fútbol Club fuera un puente para le comienzo de una carrera. Pregonamos siempre que la institución sea una empresa y mucha gente no apoyaba porque no entendió ese mensaje.»
«Ahora con el tiempo transcurrido sigo pensando que me gustaría que Salto tenga un equipo a ese nivel y que se podría hacer mucho, tener ese apoyo que nos faltó y que otros los explotan como son los equipos capitalinos que con 11 y 12 años ya los están fichando, muchas veces los chiquilines se frustran con muy buenas condiciones, dejan el fútbol, provocan dificultades en el entorno familiar y teniendo un equipo acá se les podría brindar una formación similar pero es difícil que todos entiendan y razonen de la misma manera para sobre llevar mejor esa situaciones”.