Jueves 24 de septiembre, 2020
  • 8 am

El interior olvidado

Gustavo Varela
Por

Gustavo Varela

64 opiniones
Diario

Por Gustavo Varela
La semana pasada habíamos comenzado a explicar lo que son las vicisitudes que las localidades del interior del departamento pasaron en los últimos gobiernos, por la diferencia entre los recursos que se obtienen de ellos, y lo que se devuelve en bienes y servicios por parte de las administraciones municipales.
Curiosa y coincidentemente, ambos representantes de esos gobiernos hoy también son candidatos para la próxima elección departamental. En ésta semana no pararon de hablar del Interior, de las políticas que hay que desarrollar y de los recursos que van a solicitar que se incrementen en la discusión del futuro presupuesto nacional.
Lo primero que se me ocurrió fue ver que hicieron cuando fueron Intendentes, y si coincide con lo que están diciendo lo que habría que hacer, no vaya a ser que hagan como aquél filósofo político que expresaba “así como te digo una cosa, te digo la otra”.
Veamos.
Cifras en Millones de dólares. Se tomaron los 3 primeros años de cada período para medir períodos iguales. Datos Rendiciones de Cuentas.

¿Qué conclusiones podemos sacar?
Si se suman los ingresos por Contribución Rural, más lo que se recauda por venta de semovientes, más el aporte del gobierno central, vemos lo que se recauda de las zonas rurales de Salto. Si sumamos lo que gastaron en caminería rural más lo que se gastaron en los Municipios, tenemos los recursos que retornaron al Interior de Salto en servicios y bienes.
Aquellos que hoy se rasgan las vestiduras, expresando en bonitos discursos que al Interior hay que adjudicarle más recursos, cuando fueron gobierno invirtieron en el Interior del Departamento de Salto tan sólo el 30 al 35% de los ingresos que obtuvieron del Interior.
No actuaron con la misma justicia que hoy reclaman a viva voz, con nuestros conciudadanos del interior postergados.
Cuando fueron gobierno, postergaron las oportunidades de la gente que más necesita.
¿Viste que no me equivoco cuando te digo que son lo mismo? Los números no mienten por más que te quieran vender un relato falso. A los gemelos “Horrible y Espantoso” lo explican los números que dejaron.
Números, que nadie jamás lo han desmentido.