Martes 4 de agosto, 2020
  • 8 am

Paola Rapetti, empresaria rubro hotelería: “La situación actual del sector es desesperante”

Diario

El brote mundial de covid-19 ha llevado al mundo al borde de su paralización, y el turismo ha sido el más afectado de todos los grandes sectores económicos. En este marco de incertidumbre que vive esta sección de la economía nacional y sobre todo local, CAMBIO dialogó con la operadora turística Paola Rapetti -titular de Apart Hotel Geminis- quién expresó cómo se vive en primera persona esta situación. En esta jornada, habrá una concetración en la rotonda de Termas del Daymán, donde los operadores privados y trabajadores que dependen de las termas . Estarán manifestado en forma pacífica, pero exigiendo al gobierno que los centros termales puedan reabrir y retomar el trabajo en la zona.
-¿Cómo vive la situación actual del sector en que se desempeña a partir de la pandemia por coronavirus?
-La situación actual del sector es desesperante desde lo económico principalmente más la incertidumbre y angustia que genera eso. Hay en juego muchas fuentes laborales, directas en indirectas, miles. Sabemos que la reactivación no va a ser de inmediato, No hay una fecha de apertura, se trabajaron en muchos protocolos. Pero no se entró en la fase de re apertura como en el resto de las actividades y la verdad no entendemos porque si abren otros rubros como los Free Shops en fronteras, Shoppings, vuelos a otros destinos del mundo, bailes, fiestas, recibimos extranjeros permanentemente, el comienzo de clases, eventos en salones, etcétera. Es decir aprobamos reactivación en lugares encerrados, por lo que no podemos comprender cómo no se pueden abrir parques que están al aire libre, cómo los centros termales. Se está viviendo una grave situación, los funcionarios no pueden vivir con los seguros de paros y las pymes no van a soportar mucho más gastos fijos sin ingresos. El sector turístico además mueve otros mercados de Salto que se ven muy afectados también como son proveedores y comercios de la ciudad.
-¿Cuáles son los mayores desafíos?
-El mayor desafío es poner en marcha los motores lo antes posible, nuestro rubro no puede abrir de un día para el otro, hay que hacer preventas, preparar las Instalaciones, convocar al personal, etc.
Lo que te comentaba anteriormente, la reactivación va a ser gradual y lenta.
La mayor preocupación es la falta de fecha para la apertura de los Centros Termales, ya se hicieron todas las gestiones pertinentes desde las instituciones que nuclean al Sector Turístico con Ministerios e Intendencia. Solo se espera que haya una señal positiva de parte del gobierno y que la industria se pueda reactivar para lograr recuperar las pérdidas económicas.
-¿Cuál es su preocupación mayor?
-Necesitamos trabajar. Esa es mi mayor preocupación y por lo que me transmiten mis colegas del sector y las familias que dependen de él. Es tal la preocupación del sector que este domingo 21/6 se autoconvocaron los empresarios y funcionarios para hacer un encuentro pacífico en la terminal de termas del Daymán a las 16 horas para solicitar la fecha de comienzo de actividades. ¡Ya hace más de 100 días que estamos sin poder trabajar. La crisis que afronta el turismo ha demostrado la importancia de tomar las decisiones correctas en el momento correcto y muestra de ello es la manifestación autoconvocada de operadores del sector para esta tarde solicitando saber cuando se retorna a la actividad.