Jueves 2 de julio, 2020
  • 8 am

“Las bobadas de ahora de renunciar a la selección”

LA ETAPA EN RIVER Y LA SELECCIÓN
“Después viene mi pasaje por River, 15 años, gran aprte de mi historia, dos ascensos importantes con el ‘Profe’ Eduardo Mazzarino, dos campañas muy importantes como las del 2001 y del 2007, de las que más recuerdo, también una liguilla en el 2002 en la “A”. Sin dudas muy lindos recuerdos en River, donde también fui y soy hoy entrenador de inferiores”.
“Vuelvo a Salto y tengo la posibilidad de jugar en la selección salteña, la primera, que dirige Ferraz, que jugamos tres finales recordadas con Rivera y terminamos perdiendo el campeonato del Litoral en Artigas. Tuve el gusto de estar en esa selección que fue la primera en lo personal. Después tuve el gusto de integrar varias selecciones, que es lo más lindo para un jugador, representar al departamento y defender esa camiseta. Estuve en varias selecciones, con el ‘Bochón’ Bordagaray, el ‘Gringo’ Cavani, Jorge Noboa, Ramón Rivas, que fue el último que me cita a jugar en la selección, ya estaba yo con 37 o 38 años. Nunca me voy a olvidar, me decía ‘Sandro, vos jugá nomás, desgastate todo lo que puedas, cuando veas que ya no das más pedí el cambio nomás. Pensé en ese entonces iba a quedar de suplente por el plantel que había, y terminé como titular. En los primeros partidos hice goles, para mí fue lo más lindo a esa edad estar, jugar, no me olvido de esa oportunidad que me dio Ramón, fue mi última selección, fue muy importante esa como todas las veces que fui convocado a defender la camiseta de Salto. Lo primero siempre fue la selección, hoy veo que se ponen con bobadas de no querer jugar en las selección o renunciar a la misma, cosa que no entiendo que haya jugadores que piensen así”.

El rechazo albiverde y con O’Neil en Nacional

“En Nacional, cuando vivíamos en el Parque Central con O’Neil, él compraba y después hacía pasar las botellitas de cerveza por arriba de un muro, tiraba para el otro lado un atado de vendas, las ataba, hacía como una cuerda y las tiraba a través del muro y del otro lado en la punta ataban las botellitas de cerveza y él las recojia. Las encargaba al boliche, dejaba las vendas y el hombre las dejaba atadas a las vendas, después solo tiraba de la piola y tenía la cerveza”.
LA INTENCIÓN ERA JUGAR EN SALTO NUEVO
“Me crié en el barrio Salto Nuevo, con el ‘Goly’ Sansberro y mi intención era desde chico jugar en Salto Nuevo. Jorge Izaguirre estaba al frente de las inferiores, me rechaza porque era bajo, para él no tenía la altura necesaria de un buen jugador. Pasaron los años cuando vuelvo a Salto que River compra mi pase, juego muchos clásicos contra Salto Nuevo y nunca perdí, siempre les gané e hice muchos goles, fueron mis mejores partidos ante Salto Nuevo. Los hinchas me decían, tanto los de River como los de Salto Nuevo, y yo siempre decía ‘será porque un técnico de inferiores de Salto Nuevo me rechazó, porque no tenía altura para ser buen jugador de fútbol’.

Diario