Jueves 3 de diciembre, 2020
  • 8 am

Arroceros y molinos acordaron un provisorio de US$ 10 por bolsa

La Asociación de Cultivadores de Arroz del Uruguay (ACA) y los Molinos industrializadores (SAMAN, Casarone Agroindustrial SA, Coopar SA, Glencore SA) firmaron un acuerdo en la jornada de ayer martes 30 de junio por el precio provisorio de la zafra arrocera 2019/2020.
Este año el valor provisorio para la bolsa de 50 kilos de arroz cáscara sano, seco y limpio, puesto en boca de recibo, se fijó en US$ 9,85. A este valor se le suma un precio provisorio de US$ 0,45 por devolución de impuestos y un préstamo extraordinario brindado por la industria de US$ 0,15 centavos.
En este último punto, se acordó entre ambas partes que si al 31 de octubre de 2020 existe un incremento en el valor promedio del arroz paddy exportado de al menos US$ 3 por tonelada y el dólar interbancario se posiciona en $ 43 o más, dicho préstamo pasará a formar parte del precio provisorio.
Dicho prestamo no tendrá interéses y tendrá por vencimiento la anterior de las siguientes dos fechas: a) en caso de reliquidación al alza del precio provisorio o b) el 28 de febrero de 2021.
Al precio alcanzado, luego de la sumatoria de los items mencionados anteriormente, de US$ 10,45 se debe hacer frente por parte de los productores del Fondo de Financiamiento y Reconversión de la Actividad Arrocera, con un pago de US$ 0,45 por bolsa.
Por lo tanto el precio provisorio final es de US$ 10,00 por bolsa de 50 kilos de arroz cáscara sano, seco y limpio.
Este valor provisorio refleja entre un 35% y 40% del arroz ya comercializado, volumen muy superior al registrado en igual período de la zafra pasada, y con valores que se han incrementado entre un 15% y 18% de acuerdo a los productores.


Definitivo 2018/19
Tal cual está previsto en el acuerdo entre productores y molinos, de no lograrse un acuerdo en el precio final de la bolsa de 50 kilos de arroz cáscara, se puede utilizar la herramienta del arbitraje, donde se designan técnicos de ambas partes que tendrán por objetivo analizar el proceso industrial del cereal y su comercialización, para definir los costos que impactan en el precio recibido por el productor. De acuerdo a fuentes de ACA, los técnicos ya se han designado y se encuentran analizando la zafra 2018/19. Hacía cinco años que esta herramienta no era utilizada por alguna de las partes.