Miércoles 5 de agosto, 2020
  • 8 am

Doce árbitros nuevos podrán ser asistentes en las formativas

Ruben Boschetti Instructor de Árbitros de Fútbol dialogó con CAMBIO, respecto a la Escuela de Árbitros que se realizó en el correr de 2019 y que por algunos inconvenientes administrativos no pudo culminar, falta solamente el exámen final que deberá ser tomado por OFI.
“La parte de las clases teóricas y prácticas de la Escuela de Árbitros terminaron, se solicitó que vinieran desde OFI a tomar el exámen pero ocurrieron problemas de papeleo, se traspapeló la solicitud en diciembre del año pasado, se volvió a enviar en febrero de este año y con el asunto de la pandemia, como OFI cerró estamos esperando que vengan a tomarle el exámen final. Acá en Salto ya se hizo todo, desde Salto la solicitud salió, ahora hasta que OFI no comience nuevamente a funcionar de forma normal vamos a estar en veremos, esperando a que vengan a tomar el exámen” dijo en primera instancia.
30 ASPIRANTES
La Escuela de Árbitros tuvo en principio 30 alumnos, aunque por distintas circunstancias algunos fueron abandonando y quedaron 12. “Llegamos a tener 30 aspirantes a árbitros, terminaron 12, que son los que están habilitados a dar el exámen final. El promedio de edad es de 29 o 30 años, hay muchachos jóvenes y personas un poco más grandes, incluso hay dos personas de sexo femenino que están habilitadas para dar el exámen. Esas personas estarían habilitadas para estar como asistentes en formativas, hay uno de los muchachos que arbitró casi todo el año pasado en la Liga de Villa Constitución, incluso fue el árbitro central de la final. Varios de ellos arbitraron a nivel del fútbol comercial, dos o tres de ellos integraron partidos definitorios. Varios también arbitraron Baby Fútbol, muchos empezaron a hacer sus primeras armas ahí. Estos muchachos experiencia ya tienen, más para arbitrar formativas, pero el punto final es dar el exámen” explicó el árbitro ya retirado de la actividad a nivel de primera división.
UNA NECESIDAD
Boschetti hizo referencia a la necesidad de nuevas camadas de árbitros en primera división: “Es una necesidad, ojalá se hubiera dado que terminaran todos los que empezaron, 12 árbitros dan una mano, pero es mucho más lo que está siendo necesario para apoyar a los muchachos que ya están arbitrando en primera. La mayoría está cerca de la edad de retiro, algunos tienen más de 50 años, el problema es que cuando se empiezan a retirar no se retiran de a uno o dos, siempre son cuatro o cinco y baja un montón la calidad y experiencia que tienen ellos para arbitrar en primera”.
30 CLASES
Consultado sobre la posibilidad de realizar nuevas Escuelas de Árbitros en un futuro cercano indicó “Eso depende de la Liga, en este momento en Salto habemos tres instructores, además de mí está Federico Margall, Matías Alzua que es el encargado del departamento de Bomberos e hizo el curso conmigo”.
“El curso tiene treinta clases, a veces se daba una clase por semana, a veces dos, dependiendo de las circunstancias. Eso nos llevó más o menos unos ocho meses de duración” finalizó.