Miércoles 5 de agosto, 2020
  • 8 am

Informe Especial: Importación de ganado en pie

En las últimas semanas se ha vuelto a entablar la discusión sobre la habilitación de la importación de ganado en pie, diálogo que se ha centrado en el concepto de “la puerta de vaivén” y ha puesto en jaque aquella vieja frase de “el mercado lo arregla todo”. A decir de un productor de los que peinan canas: “nos quejábamos del proteccionismo europeo y ahora no queremos que se importe ganado, eso es ser uruguayo”.
El domingo anterior publicamos aquí en CAMBIO palabras del ministro Carlos María Uriarte, indicando que la versión de los trabajadores de la industria frigorífica que se dio a conocer en la prensa “no se ajustan a la verdad” y que no se había transmitido “ninguna resolución al respecto”, cuando los integrantes de la FOICA indicaron que el jerarca habría confirmado en primer lugar la importación de animales para faena, y luego se continuaría con terneros y por último con ganados preñados.
En dicho artículo, la presidente de la Asociación Agropecuaria de Salto (AAS) dijo que “nadie se oponía a la importación de animales en pie”, pero remarcó la importancia de “cuidar el estatus sanitario del país debido a la relevancia y al reconocimiento que tiene nuestras carnes en el exterior”.
A continuación le acercamos un informe sobre las diferentes visiones que se tiene hoy al respecto. Más allá de lo que podamos transmitir de los distintos actores consultados, de acuerdo a información que maneja CAMBIO; en Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, ya tendría en su poder el informe técnico elaborado por los profesionales del MGAP concerniente a este tema, por lo que de aquí en más dicha decisión será política.
El martes está convocada una conferencia de prensa en la que el jerarca ha planteado como punto principal “la importación de ganado en pie”, quién estará acompañado por el Dr. Eduardo Barré, Director General de los Servicios Ganaderos.

Gremiales no se oponen a la importación pero advierten riesgos al status sanitario

Las gremiales agropecuarias unificadas en “Campo Unido” (FR, ARU, CAF, ACA, ANPL y CNFR) se reunieron con el ministro Uriarte y el tema central fue conocer la visión de los productores sobre la habilitación de la importación de ganados en pie. Recordemos que el jerarca ya se ha reunido con los trabajadores de la industria y con las gremiales industriales.
El presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Gabriel Capurro dijo al salir de la reunión, en una entrevista en radio Rural, que las gremiales han planteado su posición partidaria del “libre mercado” lo cual sostienen es “beneficioso para la economía”. Sin embargo manifestaron su preocupación “en cuanto al estatus sanitario de Uruguay” y remarcaron la importación de la “cadena productiva” para el país.
Por su parte la Comisión Nacional de Fomento Rural (CNFR) que nuclea y representa a más de 100 instituciones de fomento a nivel país, emitió un comunicado donde entiende que “no es el momento para que el país tome decisiones en torno a la habilitación de la importación de ganado para faena”. Y al igual que las demás gremiales remarca la necesidad de salvaguardar el status sanitario del país, los protocolos firmados y las normas internas que permiten la comercialización de carne de calidad.
José Manuel Mesa, integrante de CNFR y representante de la gremial en INAC, dijo a CAMBIO que “este tipo de decisiones no se pueden tomar tan a la ligera” y que se necesita “evaluar el costo-beneficio” para “salvaguardar ese activo intangible del estatus sanitario del país”.
Este tema de la importación surge de los altos volúmenes de animales exportados en pie en los últimos años y que en la actualidad estaría afectando la disponibilidad de hacienda para la faena. Sobre esto explicó que “la exportación ha sido bueno para el país, para el productor y la cadena, lo que pasa es que hay una evaluación de que la importación ha sido mala para la industria” y si bien las opiniones pueden ser diversas sobre este tema, Mesa dijo que “decir que la exportación de ganado en pie ha generado una disminución tal de ganados que ha determinado que hoy tengamos un 22% menos de faena, nosotros no lo compartimos”.
El representante en la junta de INAC explicó que la caída de la faena “depende mucho más de la dificultad de comercialización en el mundo, que los efectos de la exportación en pie”.

¿Valdrá la pena tanto riesgo?

El movimiento Un Solo Uruguay también ha discutido el tema en su interna y emitió un comunicado el pasado 2 de julio donde cuestiona el riesgo que implica la importación y al mismo tiempo aprovecha la oportunidad para remarcar sus reclamos sobre los altos costos productivos.
Para USU la discusión planteada sobre “la importación de ganado en pie y la puerta de vaivén generan una gran incertidumbre y preocupación” y al mismo tiempo “desnudan una vez más la falta de competitividad y el gran costo que tiene cada uno de los actores en la producción e industrialización”.
Respecto a la puerta de vaivén, los integrantes del movimiento reclaman que la misma debe ser igualitaria también en otros contextos, como por ejemplo la importación de combustibles.
La trazabilidad y la obligatoriedad que existe en el país, según los integrantes de Un Solo Uruguay, “no va a ser posible en animales que provengan del exterior”, por lo que sostienen que existe “mucho en juego”. En este sentido destacan temas como “sanidad, transparencia, protocolos, mercados, credibilidad”.
Para el movimiento Un Solo Uruguay la alta dependencia del país de su producción pecuaria, como generador de divisas, no se puede poner en riesgo, por lo que finaliza preguntando: “¿Valdrá la pena tanto riesgo?

ACG está a favor

En la reunión del pasado lunes 29 de junio, la Asociación de Consignatarios de Ganados del Uruguay (ACG) analizó el tema y posteriormente a dicha reunión su vicepresidente, Diego Arrospide, a través de los canales oficiales de la institución recordó que “hace dos años” la gremial de consignatarios colocó este tema en la discusión “previendo lo que era esta situación que se veía venir, con la alta tasa de exportación” debido claramente a los altos niveles de exportación en pie que se tenían en dicho momento.
Sobre el posicionamiento de la gremial sobre el tema, Arrospide indicó que “nosotros estamos a favor del libre mercado y ese libre mercado contempla la puerta de vaivén”. Para el consignatario el mercado debe ser “el que regule”, sin embargo remarcó que tal cual lo ha expresado el ministro “poniendo antes que nada los protocolos sanitarios y el estatus del país sin que eso se arriesgue y sí de esa forma es conveniente para el país. Bienvenida sea”.