Martes 4 de agosto, 2020
  • 8 am

Refugio para personas en situación de calle analiza dar asistencia a mascotas

En un importante número el Ministerio de Desarrollo Social de Salto decidió aumentar el cupo del refugio que tiene para albergar a hombres que están en situación de calle que se ubica en el edificio del ex hotel Biassetti. Si bien al comienzo de esta apertura, el número fue de 30 personas, en las últimas horas y siguiendo directivas ministeriales que abren la posibilidad a hacerlo, la directora de la sede ministeral Florencia Supparo entiende que cabe la posibilidad de que algunas personas más puedan ingresar al lugar para refugiarse del invierno. La decisión ya fue tomada aunque ahora lo que resta, es seguir trabajando para tratar de captar a ese contingente de personas que vive en esas condiciones y que aún se encuentran a la intemperie. La ampliación de cupos y las condiciones de ingreso serán informadas en las próximas horas por parte de la jerarca de referencia.
COLABORACIÓN POLICIAL
En un principio se fijó como objetivo que el refugio sea un lugar de acceso voluntario, pero al ver que hay muchas personas que aún duermen en la calle y eso constituye un riesgo para su salud, se estará trabajando con la Policía para detectar personas que estén en esta situación y saber si no quieren acceder al refugio. Se trata de un lugar donde se les proporciona un lugar caliente para dormir, alimentos, asistencia médica si así lo requieren y además se han incorporado una serie de actividades y talleres que los ayuda al tiempo de occio y a lograr una salida de esa situación a futuro. Por ejemplo e ha detyectado que muchos de los refugiados son lectores, por eso se ha coordinado junto con la Biblioteca Municipal la posibilidad de acercar libros, así como talleres de filosofía y de instrucción de oficios de manera que sea un proceso de crecimiento y que la persona pueda ir saliendo de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra.
MASCOTAS
Cierto es que muchas de las personas que están en situación de callle no quieren acceder a un refugio porque no quieren abandonar a su “amigo” de todas las horas, su perro. Es por eso que ya en Montevideo se han logrado habilitar refugios donde se aceptan perros, los que son atendidos por ONG animalistas que los vacunan y castran. Esto sería muy buen poder acompañarlo junto a Zoonosis y poder verificar su estos animales son o no portadores de leishmaniasis. Es por eso que en Salto se analiza la posibilidad de atender a indigintes por un lado y a su mascota por otro, dando cobertura a ambos en estas situaciones de temperaturas gélidas y a la vez lograr que las personas con mascotas accedan al refugio. No son muchos pero hay personas en Salto que suelen estar con animales y está situación sería una oportunidad para conocer el estado sanitario de los perros que están en situación de calle con respecto a la patología que hoy está latente.