Jueves 3 de diciembre, 2020
  • 8 am

Palabra clave: optimizar

César Suárez
Por

César Suárez

384 opiniones

Por el Dr. César Suárez
En cualquier rama vinculada al desarrollo humano, en cualquier parte que sea, en cualquier lugar del mundo, los recursos siempre serán insuficientes de acuerdo a las necesidades o las expectativas de las personas y siempre quedarán “huecos” sin rellenar, los recursos actualmente disponibles eran inimaginables hacen una pocas décadas, la tecnología ha tenido un desarrollo exponencial que nos permite acciones que antes eran imposible y muy difíciles de lograr sin embargo y a pesar de todo, siempre quedan innumerable necesidades sin resolver porque muchas soluciones obtenidas van generando nuevas necesidades y generan nuevas dificultades.
En materia sanitaria, ningún país dispone de recursos ilimitados para dedicar a la salud de todas las personas y los países menos desarrollados tienen que dividir sus disponibilidades limitadas en atender otras necesidades sociales tales como la enseñanza, las obras públicas, la seguridad ciudadana y presupuestos se quedan cortos en todos los rubros.
En algunas circunstancias además de las carencias para atender cada uno de los rubros se hace aún más insuficiente por un mal uso de los escasos recursos disponibles pero no solamente es responsabilidad de los planificadores y los administradores sino de la propia conducta de la sociedad en general, por factores culturales y por el mal uso de los servicios disponibles, por la falta de cuidado en preservar de lo poco o mucho que se tiene.
La higiene es trascendente para disminuir la proliferación de enfermedades trasmisible pero uno puede observar las dificultades para mantener una correcta limpieza de las calles de las ciudades en parte por la falta de recursos para recoger y procesar adecuadamente la basura pero sobre todo por la tendencia de la población tirar cada desecho en preciso lugar donde ya no lo necesita desechándolo donde sea sin usar los recipiente dispuestos para ese fin sumando basura en forma irracional, desbordando la capacidad de recolección y olvidando que la ciudad más limpia es la que menos se ensucia.
La cultura general de no cuidar hace que los recursos disponibles se hagan aún más insuficientes.
Lo mismo sucede con la falta de cuidado de los edificios públicos, los parques, las veredas lo que hace consumir recursos para rehacer lo que no se cuida.
Pero volviendo a la salud, es impresionante los recursos que se consumen en enfermedades evitables de gente que enferma por no cuidad su propia salud (consumo en exceso de alcohol y sustancias estimulante, accidentes de tránsito, enfermedades metabólicas por dietas descuidadas, enfermedades respiratorias por falta de precaución o por humo de tabaco, enfermedades profesionales por no respetar las normas de seguridad), todas situaciones vinculadas a la cultura o la falta de, y si bien quien se enferma por no cuidarse paga personalmente las consecuencias, es la sociedad entera la que se termina por hacerse cargo del cuidado de su salud ya que consume para su recuperación, los recursos que el país tiene disponibles.
En estos días que vivimos la situación de pandemia que mata miles de personas en todas partes lo que haría suponer que tendría que haber un aumento global del número de muertes, en Uruguay, entre el trece de marzo y diecisiete de mayo, fueron mil quinientas menos que en el mismo periodo del año pasado, seguramente porque la personas y las instituciones cuidan de no infectarse por el cobid-19 lo que es lo mismo que cuidarse de otras infecciones respiratorias, entonces menos gripes, menos neumonías y al disminuir la circulación, menos accidentes de tránsito y por consiguiente, mucho menos demanda de los servicios de salud, menos internaciones, menos camas de medicina intensiva ocupadas.
En algún momento volveremos a la antigua normalidad pero debiéramos aprender de mantener la cultura de cuidados para preservar la salud, para preservar la vida y preservar los recursos que cuanto mejor se aprovechen serán mucho más eficientes y consumiendo menos recursos.
Es necesario aprender a cuidar lo poco o mucho que tengamos teniendo en cuenta que la disponibilidad de recursos en cualquier sociedad está relacionada a una buena administración pero sobre todo está vinculada a la suma de las conductas individuales que son las que le dan identidad a cualquier sociedad y esto es responsabilidad de cada uno de nosotros.