lunes 5 de diciembre, 2022
  • 8 am

MIDES, Intendencia y CECOED articulan recorridas nocturnas y asistencia a indigentes

El Ministerio de Desarrollo Social realiza un trabajo conjuntamente con diferentes organizaciones locales en el cuidado de la población frente a la presente ola de frío polar en transcurso y que se extiende hasta el jueves. Se ha instalado un trabajo coordinado para asistir a las personas que están en situación de calle y las derivaciones que correspondan. La ola de frío ha hecho ampliar la estrategia de invierno en torno al refugio. Y al tratarse de una situación de emergencia climática, el Sistema Nacional de Emergencia (SINAE) a través de los Comités de Emergencia envía sus directivas. Por otro lado se vienen implementando la entrega de canastas y la asistencia a los hogares más precarios de asentamientos, donde la cobertura del MIDES pueda hacer la diferencia en estas noches heladas. Por el momento no se han detectado mujeres y niños en situación de indigencia, pero reciben el apoyo institucional cuando se detecta extrema vulnerabilidad social.
UN HORARIO
FLEXIBLE
En la reunión con CECOED se ajustaron algunos puntos, como ampliar el horario de ingreso al refugio departamental que permita una captación un poco tardía en la noche e igual ingresar. Se han implementado recorridas tratando de convencer a personas que ya se sabe viven en la calle y que se resisten a ingresar al refugio por sus propias características. Por otro lado se están dando algunas respuestas sobretodo relacionadas con alimentos y abrigos, pendiente nada más que a apalear la situación de emergencia climática de aquellos que quedan en la calle. En estos días el cupo de personas durmiendo en el refugio ha aumentado. Si bien no hay un número constante, -porque varía-, en el momento hay unas 26 personas. Hay aún espacio para recibir a más personas que puedan estar en situación de vulnerabilidad. El Refugio, ubicado en el edificio del exHotel Biasetti funciona en un amplio horario.
TALLERES
Como ya se ha indicado en otras oportunidades en el refugio no solamente se ofrece alimentación y un lugar para dormir, sino, que hay una serie de actividades de recreación y de instrucción laboral de manera que los internos puedan ir aprendiendo habilidades para el futuro y puedan ir saliendo de la situación de vulnerabilidad en la que están. Junto a los talleres de oficios, se les proporciona lectura en coordinación con la Biblioteca municipal que presta libros para los espacios culturales, juegos recreativos y talleres de filosofía de vida que son muy importantes para la autoestima y la capacidad de adoptar decisiones y poder cambiar sus estilos de vida. La asistencia es voluntaria, pero se intenta que todos los refugiados puedan acceder a los talleres, mientras están bajo la asistencia del MIDES. Si bien el refugio es de asistencia voluntaria, hay recorridas que intentan persuadir a las personas que con estas noches muy gélidas están durmiendo en la calle a que se acerquen y puedan tener un lugar caliente donde dormir.