Domingo 5 de diciembre, 2021
  • 8 am

Se construye desde el camino

Walter Texeira Nuñez
Por

Walter Texeira Nuñez

19 opiniones

Cr. Walter Texeira Nuñez

En política uno puede poner su nombre propio y poner su honor solamente en circunstancias en que uno este convencido, en lo personal yo pongo mi nombre propio y mi honor a través de la persona de Carlos Albisu por su honestidad, vocación de servicio y su gran calidad humana como dirigente político, creemos en Carlos y queremos que gane el 27 de setiembre”.

Dr. Martín Lema, Presidente de la Cámara de Representantes, en Salto 27/08/20.

Con total convicción hago mías estas palabras, no hubiera asumido la responsabilidad de acompañar a Carlos Albisu en la formula a la Intendencia si no estuviera convencido de que es así, por los compañeros de fórmula, del grupo que lo acompaña y de su forma de llevar adelante la actividad política. Creemos que como se transite el camino es importante y es un reflejo de cómo somos y actuamos, y pienso que esto es algo a tener en cuenta por la gente porque también nos dice sobre que valores tenemos y como actuaremos en el gobierno.

Estamos en medio de una crisis departamental que no es ajena a lo que nos pasa en el país y el mundo con el Covid, pero tiene sus componentes propios que si podemos ayudar a resolver. Las crisis también traen oportunidades de cambio, de repensar lo que hacemos y como lo estamos haciendo, de cuestionarnos, de autocrítica y de rectificación de rumbos, pero no vemos a los causantes de la situación de la Intendencia haciéndose responsables y dejando claro que por lo menos entienden lo que hicieron y no continuarían haciéndolo.

Si veo mucha desesperación por la intención de voto que se pronostica y que a falta de argumentos se están cruzando límites utilizando recursos bajos que deterioran el ambiente político (falsear resultados de encuestas que los responsables salen a desmentir, divulgación de noticias falsas en medios afines intentando desprestigiar al adversario) y muchas promesas, que en nada favorecen a la construcción y discusión sobre el Salto que queremos. Esto es parte del cambio que propiciamos, esa forma de hacer política no es aceptable. Una vez más, debemos dar la señal de que no todo vale, estamos en una contienda electoral pidiendo el voto y la confianza de la gente como adversarios políticos, no en una guerra, pasadas las elecciones deberemos juntarnos por el bien de todos, respetemos a las personas, demostremos que más allá de las diferencias nos importa el bien común por encima de las aspiraciones personales.

La gente de nuestra tierra se ha destacado por su empuje, hemos forjado nuestro carácter en la lucha contra el centralismo, en el “lejano norte” todo nos cuesta más y somos tesoneros, pero nos ha faltado el liderazgo, la visión y lo debemos recuperar. ¿Qué conductas esperamos de quienes deben estar al frente de Salto? No perdamos de vista que esa conducta también se expresa en cómo se conducen las campañas políticas. Recordemos la frase de nuestro escudo departamental: “En el trabajo esta su porvenir, en la sabiduría y prudencia su destino”, es hora de rescatarnos a nosotros mismos con rebeldía y actitud.