viernes 3 de febrero, 2023
  • 8 am

“Tuve una niñez muy linda, por eso mi amor a Gladiador”

Un hombre que ha sido ejemplo tanto en su carrera como jugador de fútbol tanto como técnico y dirigente. Se inició en las formativas de Nacional pero pasó por Gladiador, Salto Uruguay y selecciones salteñas. Roberto Alvez contó su historia a CAMBIO.
«Mis comienzos fueron con la pelota en el campito. Nacido en barrio Artigas a media cuadra de la sede de Gladiador, iba a la escuela 14 del barrio y cuando llegaba a casa iba derecho a jugar al fútbol, a la pelota como decíamos de gurises, algo que hoy se ha perdido. Tuve una niñez muy linda, por eso mi amor a la camiseta de Gladiador.»
«Cuando tenía 11 años nos mudamos para barrio Williams, al lado de la sede de Sud América. De todas maneras siempre compartí más Gladiador que Sud América. Cuando salía de la escuela me iba para la casa de mi abuela materna en barrio Artigas y me quedaba toda la tarde jugando al fútbol con mis compañeros de escuela.»
UN AÑO NO, LUEGO SÍ PERO GOLEADOR EN GLADIADOR
«Empiezo con 13 años a jugar en Nacional y acá empieza una larga historia. Un día estaba en la sede de Sud América y los Bruzzone, que en aquel tiempo eran de los pocos que tenían auto y llevaban gurises a inscribirse para jugar en las inferiores Nacional, son los que nos llevan. Pero ese día éramos siete, llevaron a cinco y quedamos dos esperando. Ese fin de semana empezaban las inferiores y me quedé con la amargura que no me pude inscribir. Pero mi padrino era de Nacional y en el año 1969 me termina inscribiendo. Ahí empezó mi carrera en el fútbol salteño. Jugué cinco años en Nacional, en cuarta, tercera y reserva; el técnico era Hugo Arévalo, el padre del taxista. Incluso alcancé a ir como suplente de primera y tener la oportunidad de alternar en algunos partidos. Pero cuando tenía 17 años, el ‘Pichu’ Vargas me habla para jugar en Gladiador. Como el fútbol en ese entonces te daba la oportunidad de conseguir un trabajo, lo conseguí y allí trabajé toda mi vida hasta jubilarme.»
«Era Gladiador de grandes jugadores, como el ‘Tropero’ José María Silva, ‘Pirulo’ Da Cunha, ‘Tachuela’ García, Julio Moraes, los mellizos Bermúdez, Gregorio Bermúdez. Yo jugaba de volante central un ‘5’ que daba una mano en defensa y en ataque. En 1976 alcancé a salir goleador del salteño jugando en ese puesto, hice 16 goles y el ‘Paraguay’ Etcheverry, el ‘9’ de Salto Uruguay, hizo 15. En 1977 ‘Cubilla’ Hernández me ganó por un gol, 18 a 17.»
EL PASO A UN SALTO URUGUAY GANADOR
«En 1978 me fui a jugar a Salto Uruguay, un año que Nacional de Montevideo vino a jugar con la selección de Salto y yo me desgarro en ese partido. Al final no pude jugar casi ese año, fue el más malo en cuanto a lesiones»
«En 1979 agarra Salto Uruguay para dirigir Julio De los Santos. Igualamos la primera rueda con Ferro y perdimos en el estadio la final con Ferro, en lo que era el Apertura. En la segunda rueda nos fue mal y terminamos peleando el descenso, que nos termina dirigiendo ‘Coyungo’ Bourdín. A mí me había traido un muchacho Cordero, que fue quien había comprado mi pase a Gladiador, que me dijo ‘el año que viene si querés podés ir a cualquier cuadro, el pase es tuyo’, y me estaba por ir a Gladiador de vuelta. Pero justo agarra ‘Pirulo’ Da Cunha a Salto Uruguay y me dijo ‘mirá te quiero para jugar de zaguero con el ‘Flaco’ Tognacioli y el ‘Yuyo’ Da Silva va a ser el arquero;, voy a traer a Límber ‘Pato’ Jaque, Horacio Rodríguez y al ‘Gringo’ Cavani’. Y ahí, en 7 años gané 5 Campeonatos Salteños con Salto Uruguay, además gané muchas primeras y segundas ruedas, más liguillas y también Preparación, que era un campeonato oficial de la Liga, que si te echaban te penaban en el Salteño.»
EL ORGULLO DE LA SELECCIÓN
«Fue una época de grandes jugadores, en Salto y en el Litoral. Tuve el orgullo de haber integrado muchas selecciones salteñas, que era lo máximo. Hay que haber estado para contarlo, lo que fue jugar en Río Negro, Mercedes y Artigas en el viejo Paseo 7 de Setiembre. Son cosas inolvidables con la camiseta del departamento. Me tocó formar el triángulo final en la selección dirigida por el ‘Macho’ Alfieri, con el ‘Boca’ Sagradini y hacer pareja de zaguero con Juan Ángel Betteato de Salto Nuevo, pero que recién había llegado de Montevideo de haber jugado muchos años en Rampla Juniora. Jugaban también Luis López, el ‘Peco’ Fernández, al medio el ‘Toto’ Suárez, ‘Colilo’ Maidana, después estaban cuatro que terminaron jugando en el fútbol profesional, como Daniel Aparicio Godoy, ‘Bujía’ Nieto, Jorge Correa y el ‘Bocha’ Santín, y el mejor de todos esa era uno de los mellizos, Juan Carlos Bermúdez, que fue el primero al que vinieron a ver del fútbol profesional; le trajeron los pasajes y no quiso ir. Estoy seguro que hubiera triunfado, pero no se animó ir a Montevideo. Es una gran vidriera la selección, y pensar que hoy hay gente que renuncia.»
«En la selección 78-79 cuando Salto Sale campeón del Litoral y del Interior, fui citado por el ‘Gringo’ Banfi, pero por esa lesión que tuve no pude jugar y Manuel López termina haciendo pareja de centrales con Sofildo Piñeiro. En 1982-83 con el ‘Pata’ Izaguirre termine saliendo campeón del Litoral y perdiendo la final del Interior con Cerro Largo por penales en Durazno.»