jueves 9 de febrero, 2023
  • 8 am

El Centro Médico volverá gradualmente a las policlínicas presenciales de manera organizada para minimizar riesgos

Mediante las redes sociales y en forma presencial, ususarios del Centro Médico de Salto vienen expresando su malestar debido a la asistencia que reciben en forma telefónica debido a la emergencia sanitaria. Algunos sostienen que no los llaman y los dejan esperando y otrso se quejan que las consultas con especialistas o para determinados exámenes son para dos o hasta tres meses. Ante esto CAMBIO consultó a la Dra. Gabriela Alvarez, -Directora Técnica del Centro Médico de Salto- quién aportó detallles del trabajo que se viene realizando desde la mutual.
-Muchos usuarios del Centro Médico vienen expresando su malestar debido a la modalidad de asistencia que se ha puesto en marcha en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19 y que refiere a una atención telefónica. ¿Cuál es la metodología que se viene utilizando y como la evalúa la institución?
-La asistencia telefónica es una de las medidas que se tomó en el marco de la Emergencia Sanitaria dando cumplimiento a las normativas decretadas por el MSP, y entendemos que la misma ha contribuido a que Salto sea uno de los departamentos que ha tenido menos casos de contagios por Covid 19. No es una medida arbitraria ni sin fundamentos, el haberla implementado ha permitido alinearnos a la estrategia de evitar contagios en centros de salud, donde mundialmente se sabe que son espacios de alto riesgo. Si no hubiéramos tomado estas medidas -y tomado a tiempo-, y Salto estuviera hoy en otra situación respecto a la propagación del virus, seguramente se nos estaría cuestionando esto. Por otro lado, quisiera aclarar que en algunas policlínicas, como la de atención a las embarazadas, la policlínica de pacientes oncológicos, la de neonatología (recién nacidos), el control de pacientes operados de urgencia u oncológicos, la atención nunca dejó de ser presencial, con todos los cuidados necesarios, por supuesto. En los otros casos, aclaramos desde que se implementó este sistema de atención, que si el médico al llamar al paciente y conocer su caso entiende necesario verlo personalmente, va a coordinar directamente con el paciente esa consulta presencial. ¿Qué significa que la va a coordinar? Significa que lo cita, en un día y horario específico, de manera de poder atenderlo sin tener que exponerlo a una espera junto a otros pacientes. Esto se viene haciendo así, y la mayoría de los usuarios lo ha entendido. La institución cuenta con más de 300 médicos, con los cuales se realizan cerca de 18.000 consultas por mes. Si bien a algunos usuarios les ha costado aceptar esta metodología de asistencia, la gran mayoría la entendió e incluso algunos, que pedían consultas para saber resultados de exámenes o para actualizar cartillas, las prefieren antes que a las presenciales. ¿Qué significa esto? Que no todas las consultas que se solicitan requieren de la instancia presencial, y las que sí las requieren las han tenido. Las demoras que algunos usuarios pudieron tener al recibir la llamada de algún médico, o el hecho de no haberla recibido, si se plantean en los espacios adecuados, como nuestra Oficina de Atención al Usuario o en el área de sugerencias de nuestro sitio web, han sido atendidas y siempre hemos buscado una solución. También están los casos de usuarios que no han actualizado sus números de teléfono en nuestra institución, como se viene solicitando, y el médico los llama a números que ya no les pertenecen. Esas situaciones también existen. Y están los médicos que llaman más de una vez, porque el usuario no reconoce el número de Centro Médico y no atiende. Sin duda es una nueva modalidad compleja, que implica adaptarse a todas las partes, y desarrollar procesos de control y ajustes permanentemente. Sin embargo, queremos aprovechar el espacio para reconocer la buena disposición y colaboración que en la mayoría de los usuarios existió, dándoles la tranquilidad de que esta medida se tomó por un bien común, y que somos los más interesados en volver a la brevedad a las policlínicas presenciales, pero de una manera organizada y responsable para minimizar al máximo los riesgos de contagio.
-Otra de las quejas de la masa de socios se refiere a las fechas de exámenes y consulta con especialistas. Según sostienen en algunos casos se da día y horario para dos y hasta tres meses para adelante dependiendo el examen o el especialista. ¿Esto se viene analizando o sigue siendo un problema para la mutualista?
-Con la atención con especialistas, lo que sucede es que la mayoría de las veces los usuarios quieren con un determinado especialista, y de repente tienen número para esa semana o para la siguiente con otro, pero no quieren tomar ese número y prefieren esperar a que haya número con el que eligen. El problema no es el acceso al especialista sino a determinado médico, y el usuario elige haciendo uso de su libre elección, pero opciones a corto plazo siempre tiene dentro de la especialidad. Vale aclarar que los tiempos de espera para las distintas especialidades son regulados por la JUNASA y el Centro Médico siempre ha estado dentro de los tiempos que dicha autoridad exige.
-Con respecto a la emergencia sanitaria ¿Se tiene pensado poco a poco y en forma gradual ir volviendo a la normalidad de consultas presenciales?
-Paulatinamente se ha ido aumentando la presencialidad en algunas policlínicas que lo requieren, como por ejemplo, en la policlínica de oftalmología y la de niños menores de 2 años, esto más allá de que cualquier médico puede coordinarla, como dijimos, en los casos en que entiende necesario hacerlo. Por otro lado, a partir de junio se retomaron las cirugías de coordinación que habían sido suspendidas, y actualmente se está operando al ritmo habitual de la institución, lo cual requiere un esfuerzo extra de control, dado por los requisitos que exige el Ministerio de Salud Pública, de que las personas que van a ser operadas hagan cuarentena, etc. Y esto se ha retomado paulatinamente sin complicaciones. Esto también requiere que estos pacientes sean vistos en forma presencial antes y después de la operación. De la misma forma se retomaron los exámenes paraclínicos, cardíacos, digestivos, giencológicos, los cuales implican presencialidad. Esto significa que estamos trabajando en un aumento progresivo de presencialidad que nos hace ir acercándonos a la normalidad, dentro de las tantas precauciones que hay que tener.
-¿Cómo se analiza el trabajo que se viene desarrollando en el Centro de Agudos? En un principio se había indicado que una vez que el paciente ingresara al Centro se le iba a hacer todo en el mismo edificio. Sin embargo hay usuarios que se quejan que deben salir del lugar para hacerse estudios en otro lugar o internarse en otro sanatorio.
-El Centro de Agudos cuenta con un Laboratorio y un Centro de Imagenología equipados ambos con equipos de última generación, los cuales están al servicio de nuestros usuarios que son atendidos en las Emergencias. Respecto a la internación, la capacidad que tiene el Centro de Agudos en adultos es exclusiva para aquellos usuarios cuyo cuadro médico es agudo y requiere una resolución médico-quirúrgica que impide un traslado. Su capacidad de camas es limitada, por eso nunca hablamos de que somos un Sanatorio, sino que está disponible un servicio de internación para los pacientes agudos. De todas formas, estamos en coordinación con los Sanatorios del medio para dar respuesta a las necesidades de atención que surjan, de acuerdo a las especialidades médicas y quirúrgicas de cada uno.
-¿Alguna novedad que el Centro Médico vengan evaluando para mejorar la calidad de asistencia de sus socios?
-Como institución de salud estamos permanentemente midiendo nuestros procesos porque somos conscientes de que hay una necesidad de mejora continua que requiere de nuestros mayores esfuerzos. Tenemos Unidades de servicio dedicadas al tema de Calidad, en los procesos y en la gestión, que nos aportan insumos para tomar las mejores decisiones, y tanto nuestra Dirección Técnica como la Comisión Directiva estamos sumamente comprometidos con este tema. Como toda organización siempre hay cosas para corregir, para mejorar, y la voluntad de hacerlo está.