Jueves 3 de diciembre, 2020
  • 8 am

Una mujer fue asaltada a mano armada en Brasil y Avda. Reyles

El martes sobre las 22.30 horas, una mujer llegó hasta la patrulla policial que realizaba recorridas por la zona de Reyles y Brasil, y denunció que un hombre mediante amenazas con un arma de fuego le robó el celular y huyó. Inmediatamente la policía emprendió una fuerte recorrida por la zona del barrio La Tablada, y en calle Agraciada y Verocay, dieron con el autor de la rapiña, quien al momento de su detención amenazó a los oficiales con el arma, que luego se comprobó que era de plástico. El hombre fue detenido y puesto en manos de la justicia, quien dictaminó que el hombre «permanezca detenido, Policial Científica y Registros Fílmicos” .
DAÑOS EN VIDRIO DE COMERCIO
Un hombre terminó detenido luego de haber sido denunciado por un comerciante donde rompió un vidrio. El hecho fue el martes, a las 22.54, en un comercio de calle 18 de julio al 200. el comerciante llamó a la policía, denunció el hecho y aportó datos con las características y descripción de quien le rompió el vidrio. La policía emprendió la búsqueda del hombre y cerca del comercio dio con él, lo detuvo y puso en manos de la justicia.
VIOLENCIA DOMÉSTICA
Un hombre que estaba requerido por la Unidad de Violencia Doméstica fue detenido por la policía el martes a las 22.56, en Florencio Sánchez y calle 4. La detención ocurrió cuando los agentes policiales realizaban una recorrida por la zona. El hombre fue puesto a disposición de la unidad requirente.
AGRESIVO
Un hombre que se encontraba en un estado agresivo y amenaza a todos en su entorno fue detenido por la policía. Ocurrió el martes en Pueblo Las Flores de Colonia Lavalleja, a la hora 19.30.
Según informó la policía el hombre es mayor de edad y al momento de su detención estaba desacatado y alcoholizado, incautándosele un cuchillo de 15 cm de hoja.
DETENIDO POR DESACATO
Un rato después otro hombre fue detenido por desacato, esta vez en Avda. Barbieri y Blandengues. Fue a las 21:25’ del martes, el hombre estaba en estado de ebriedad insultando a las personas que se encontraban en la parada de ómnibus que está en el lugar. Al momento de su detención el hombre no cesó en los insultos hacia quienes estaban en la parada de ómnibus y agregó a los receptores de los mismos, a los funcionarios policiales.