Miércoles 2 de diciembre, 2020
  • 8 am

Operadores privados evaluaron que las medidas para turismo no son las esperadas

Por Carlos Arredondo.
La pasada semana el Presidente Luis Lacalle, afirmó en conferencia de prensa que no se iban a abrir las fronteras para la llegada de turistas a nuestro país en la temporada estival que se avecina. Lacalle Pou aseguró el pasado 22 de octubre que será “un verano restringido” y por esta razón, se mantendrá la decisión de tener las fronteras cerradas, “salvo situaciones excepcionales”.
Ante esta situación, que complica enormemente al sector, el pasado jueves, el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, junto a la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, y el titular de Turismo, Germán Cardoso, brindaron una conferencia de prensa donde anunciaron una serie de medidas para el sector turismo afectado por la pandemia del coronavirus y la decisión de no abrir fronteras.
MEDIDAS
El ministro Cardoso fue el encargado de detallar las medidas que serán puestas en práctica y que aseguran que “Vamos a tener temporada de verano”, y que definió como el “plan verano con estímulos”. Las medidas anunciadas son: la hotelería tendrá una tasa de IVA cero, 9 puntos de descuento de IVA para la actividad gastronómica y alquileres de autos, descuento mensual de 8 mil pesos en los aportes de cada trabajador que se contrate o sea reintegrado, en la hotelería y gastronomía, se impulsará un sistema de créditos para quienes necesiten inyectar capitales en sus negocios, exoneración de IRPF de los alquileres en temporada de verano”.
Las medidas cayeron muy bien en las cámaras empresariales del sector. Juan Martínez, presidente de la Cámara de Turismo dijo que las medidas “son suficientes” y admitió estar “muy satisfecho” con lo anunciado por el gobierno. Pero; ¿Como cayeron en el entorno de los operadores turísticos de nuestro departamento estas medidas? El sector turístico salteño, indefectiblemente ligado al funcionamiento de las termas, estuvo más de 120 días sin poder trabajar, con todo el sector totalmente detenido y casi el cien por ciento de los trabajadores en el seguro de desempleo, y al momento de su reapertura, el pasado 17 de julio, los incentivos no fueron tan generosos como los anunciados para la temporada estival.
“HAY COSAS QUE NO QUEDAN MUY CLARAS”
Diego González, -Presidente de la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos y Afines (AHGA)- de Termas del Daymán, dijo ayer viernes en el programa Nuevo Tiempo que “las medidas siempre son bienvenidas, toda medida de incentivo siempre son importantes. A nosotros lo que nos queda es ese sabor agridulce de que cuando nosotros tuvimos que reactivar, por allá por Julio, el incentivo para retomar cada funcionario era menos. Antes era 5.000 pesos, y ahora es 8.000. Ese incentivo iba desde Julio hasta el 30 de setiembre y hay cosas que no quedan muy claras, como por ejemplo qué pasa con la gente que se retoma en octubre y noviembre. Y la otra medida, esta de la gastronomía al 9 %, que si bien incentiva a consumir, estaría bueno que hubiese estado desde el principio. Igualmente es una medida que ya el año pasado estaba, y se sacó y ahora se volvió a poner. Nosotros esperábamos algún poquito más y capaz que en estos días llega alguna que otra medida”.
“QUE EL INCENTIVO SEA PARA VISITANTE”
Según González “lo que a nosotros más nos preocupa y reclamamos, es que el incentivo sea más que nada para el visitante, para la gente, porque hoy por hoy la exoneración, o sea el IVA cero – en realidad no es una exoneración, es IVA cero – , lo que hace es descontar un 10% del precio en la hotelería, o sea: Tendría un 10% en hotelería, y un 9 % en la gastronomía, que suma, pero capaz que a la gente le vendría bien algún otro incentivo, como puede ser alguna devolución en combustibles, o en peajes – que se habló también -“. González apuntó que “hoy por hoy, acá el 70% de los empleados de las plantillas de las empresas, ya fueron tomados y muchos, a un incentivo menor al que va a tener en el comienzo de temporada en el Este, siendo que ellos va a arrancar su temporada alta ahora, y nosotros perdimos parte de la temporada alta, eso tampoco se midió. Nosotros perdimos Semana de Turismo, perdimos mayo, junio y prácticamente perdimos las Vacaciones de Julio, por eso nos queda ese saborcito a injusticia, porque en el incentivo ese (del descuento de 8.000 pesos por empleado) estamos hablando de casi un 50% de diferencia”.