Lunes 20 de septiembre, 2021
  • 8 am

Mides cuestiona que la Intendencia cerró refugio para personas en situación de calle

El pasado 31 de octubre la Intendencia de Salto cerró el Refugio para personas en situación de calle que funcionaba desde hace algunos meses en el edificio del ex Hotel Biassetti (Uruguay y Zorrilla).
En ese Refugio se habían rescatado de la calle a más de 30 personas que se encontraban en las situaciones de mayor precariedad. La directora del MIDES-Salto, Florencia Supparo, cuestionó duramente el cierre del
RECUPERACIÓN INTEGRAL
Desde el Ministerio de Desarrollo Social se aclara que se trabajó junto a ellos en la contención y capacitación de hábitos de trabajo, higiene y convivencia de cada uno. Se procuró que ese espacio no fuera solamente un depósito de personas hasta que pase el invierno, ni tampoco un lugar donde haya una cama para dormir bajo techo, sino, que fuera un espacio donde estas personas tuvieran una nueva oportunidad para salir adelante. Supparo dijo estar convencida y no solo desde el discurso, que no se puede dar ningún uruguayo por perdido y que estas personas se merecían un nuevo comienzo. “Por eso trabajamos todo este tiempo para ejecutar de verdad políticas públicas que ayuden a que éstas personas pudieran mejorar y hacer que los recursos públicos que fueron utilizados con tanto esfuerzo en ellos, den resultados”, dijo. “Desde Mides Salto venimos trabajando con varias de estas personas en un programa de voluntariado, en conjunto con las autoridades departamentales de Bomberos”.
“LA INTENDENCIA NOS DA LA ESPALDA”
Supparo señaló que “entre estos socios no pudimos contar con la Intendencia de Salto, que ahora nos termina de dar la espalda, cerrando el refugio para personas en situación de calle y aún sin abrir el refugio para mujeres en situación de violencia. Pero con esa decisión, eL Intendente de Salto, Alejandro Noboa, no nos está perjudicando a nosotros como Directora del Mides, ni al Ministerio que represento, ni tampoco al Gobierno nacional. Se la está cobrando a las personas que están en las condiciones más vulnerables, a quienes a diferencia de él, no tienen donde dormir, donde comer, ni dónde poder sentirse en su casa”, sostiene.
“SIN PROGRAMA DE SALIDA”
La directora del MIDES fue muy dura al catalogar que “un gobernante debe velar por el interés de la comunidad, pero particularmente por el de las personas que menos tienen, para que puedan salir adelante y pelear codo a codo con la sociedad de la que forman parte. Y un gobernante debería pensar así. Pero lamentablemente no es el caso de Salto. Porque si el gobierno departamental se jacta de ayudar a los más vulnerables, que expliquen cómo el Mides atiende a más de 40 mil personas, mientras la Intendencia cierra un refugio, dejando en la calle a más de 30 personas para que vuelvan a dormir donde caiga la noche, sin alimentos y sin ningún programa de salida”.
“DEBERÁN RECURRIR A LAS OLLAS POPULARES”
Al conocerse la noticia del cierre del refugio instalado en el Ex Hotel Biasetti, para personas en situación de calle, nos comunicamos con el Intendente de Salto, para conocer los motivos de dicha decisión. Nos atendió en forma amable y nos dijo que esa decisión se tomó , teniendo en cuenta un Informe Técnico que realizaron y firmaron técnicos de la Intendencia de Salto y del MIDES.
Que esa decisión ya se había hecho saber hace tiempo y que como el Plan Invierno era hasta el 31 de Octubre y no habiendo ninguna alternativa dispuesta por parte del Ministerio de Vivienda o por el propio MIDES, se siguió lo que recomedaba ese Informe Técnico al que aludió cuando fue consultado. Al preguntarle si se había previsto seguir otorgando asistencia alimentaria a quienes la recibían en el refugio, nos comentó que por el momento no, dado que también se había suprimido el aporte que se hacía hacia ese fin y que se estaban estudiando algunas alternativas y que por el momento esas personas deberían concurrir a las ollas populares que están funcionando para obtener en esos lugares su alimento.