Domingo 7 de marzo, 2021
  • 8 am

Jorge Arriondo:La enseñanza de Iris y el inolvidable abrazo con el ‘Pipo’ tras el primer título

Britannia Centre

“Siempre recuerdo las enseñanzas de mi queríada tía Iris, que fue quien me crió. Pese a haber nacido en un barrio, ella me dio la mejor enseñanza, como leer mucho, estudiar, ser buena gente, saber convivir. Muchas cosas que cuando fui hombre me sirvieron mucho en el trato con la gente, por la educación recibida. Un ejemplo; cuando jugamos la final con Universitario en 1994, que terminamos ganando en un gran partido 4 a 2 para salir campeones con Ceibal, los hermanos Rodríguez, el ‘Indio’ Torrens y otros referentes del club, decidieron que el capitán debía ser yo por mi forma de ser, por tener buen trato con los rivales y con los árbitros. Sabía dialogar, hablar bien. De eso no me olvido nunca. Fue el día de campeón salteño por primera vez y como capitán, gracias a la formación que me dio de niño mi tía Iris. Cuando termina el partido el primero que corrió a saludar fue el ‘Pipo’ Rodríguez, con quien nos dimos un abrazo interminable, y me decía con lágrimas en los ojos, ‘te dije Jorge, que lo ibas a lograr, que vos podías salir campeón’. Él tenía muchos campeonatos salteños y yo no. Después su hemano Gustavo Rodríguez esperaba afuera en su Ford Falcon rojo para la caravana, que fue única porque no fue por calle Uruguay como hacen todos los clubes, sino que fuimos hasta la ruta y por ahí hasta Paiva para ingresar al barrio y recorrerlo todo con la copa de campeón salteño”.

“La torta es muy chiquita”

“Felicito a Jorge Noboa y a sus muchachos por la alegría que nos dieron con la Copa de OFI, mostrando con fútbol haber estado muy por arriba de los demás. Hay que reveer la situación de cómo engancharnos en el fútbol profesional. Salto tiene la capacidad, lo que permitiría que los cuadros fuertes, que son semiprofesionales, se unan, porque sabemos que acá el amateurismo es mentira. Están bien económicamente y pueden hacer un cuadro fuerte para representarnos. A su vez que la Liga Salteña una a los demás para hacer una liga amateur para volver a ser cuna de jugadores, porque acá los grandes jugadores salieron de los barrios, también quizás con algunos cuadros de Liga Agraria, para hacer una liga potente pero amateur. Eso daría más posibilidades a otros a los que hoy se les hace imposible competir con Ferro, la ‘U’, Nacional, los que siempre están para campeones. Ceibal y Gladiador pueden ganar cada diez años y el resto no sabe cuándo y eso hace al fútbol muy aburrido. La torta es muy chiquita, hay que buscar la forma de ampliar para que sea más beneficiosa, incluyendo a la gente con entradas accesibles. Soy de una generación que ama el fútbol y aunque televisen los partidos voy igual, pero los jóvenes de hoy prefieren mirar desde su casa. Otra cosa, hay que aprovechar que CTM está apoyando a nuestro fútbol, cosa que nunca había pasado antes y pedirle que ilumine las canchas, para poder competir en épocas adecuadas, como dijo Hugo D’Angelo”.