jueves 18 de abril, 2024
  • 8 am

Colectivo feminista asegura que en Salto continúa existiendo explotación sexual y trata de personas

Por Andrés Torterola
La trata de personas, comercio de personas o tráfico de personas es el movimiento ilegal de seres humanos con propósitos de esclavitud laboral, reproductiva, explotación sexual, trabajos forzados, extracción de órganos, o cualquier forma de esclavitud. En Salto la Oficina de Delitos Informáticos y Trata de Personas de la Jefatura de Policía se crea en el año 2015 cuando era Jefe de Policía el Crio. Heriberto Fagúndez.
TURISMO SEXUAL
En su momento la Sargento María Elisabeth León, quien era encargada de la Oficina de Delitos Informáticos y Trata de Personas de la Jefatura de Policía de Salto dijo que la explotación sexual es uno de los fines del delito de trata, Salto ciudad fronteriza, es un lugar de tránsito, destino u origen de la trata, lo que se ve y está muy naturalizado es el tema de la explotación sexual y el hecho de que esté naturalizado provoca que la Policía no pueda acceder a la información porque la ciudadanía lo ve como algo común de todos los días. Incluso se dijo en su momento que la muerte de la joven Nazarena Porto, ocurrida en diciembre 2018, podría vincularse a un caso de explotación sexual en Salto.
VICTIMAS ENTRE 13 Y 16 AÑOS
Un conjunto de organizaciones denunció el funcionamiento de redes de trata de personas con fines de explotación sexual en el departamento. Las presuntas víctimas tendrían entre 13 y 16 años y, según Subrayado, serían explotadas en una “ruta de turismo sexual” que comprende las Termas del Daymán, Termas del Arapey, ciudad de Salto, Villa Constitución, Pueblo Belén, Bella Unión y Colonia 18 de Julio. Las organizaciones denuncian que “no se hacen investigaciones judiciales, no hay equipos técnicos en las instituciones y se naturaliza la desaparición de niñas y adolescentes”. Señalan que las niñas y adolescentes que secuestran suelen estar en situación de múltiples vulnerabilidades.
URUGUAY UN PAÍS PROXENETA
CAMBIO dialogó con la integrante del colectivo “Revuelta Subversiva” Silvina Cayetano quien indicó que a raíz de la muerte de Nazarena Porto fue descubriendo un circuito de personas que captan a mujeres jóvenes a través del intercambio de objetos o de droga, se trata de mujeres vulnerables de los barrios periféricos de la ciudad. Cayetano dijo que cuando se descubrió la red de trata de mujeres entre Uruguay y España hubo un despliegue importante del fiscal de la causa, policías, e inmediatamente fueron procesados los responsables, mientras que estos casos denunciados hace un año, no le interesa a nadie, por ese motivo la explotación sexual y trata de personas continúa existiendo en nuestro departamento. Las organizaciones sociales no han podido trabajar y encontrar soluciones efectivas a este flagelo. “Uruguay tiene leyes que regulan la prostitución, un país que regula la prostitución es un país proxeneta, esta figura pasa a ser un empresario en esto, por ese motivo cuesta mucho más tipificar estos delitos por explotación sexual, las leyes hacen el juego a todo este tipo de asociaciones”
LA MUERTE DE NAZARENA
PORTO FUE UN CRIMEN
CAMBIO dialogó con la abogada Cecilia Eguiluz quién recordó la diferencia que había entre el delito de explotación sexual y el delito de trata, es escasa la configuración de este delito ya que muchas veces la propia víctima no sabe que está en una situación de la cual no puede salir. Agregó que se vinculó al caso de Nazarena Porto, la explotación sexual por elementos que habrían surgido, algunas veces la ciudadanía entiende que estas situaciones pasan lejos de Salto. La Dra. Eguiluz indicó que su sospecha era que había una trama de explotación sexual vinculada al crimen de Nazarena, “Nosotros seguimos diciendo que eso fue un crimen”.
TRATA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL EN SALTO
En nota realizada por CAMBIO en junio del año pasado la Dra. Eguiluz hizo referencia a las diferencias entre trata y explotación sexual. Explotación sexual, alguien que obtiene un beneficio económico o de cualquier otro tipo a través de explotar sexualmente a otra persona. Y la trata como una figura a la que le tenemos que poner el ojo y empezar a analizar. Es muy importante entender que no se le debe llamar trata a todo, puede haber explotación sexual sin trata. Podemos intuir que hay trata pero hay todo un proceso detrás, tampoco podemos decir no hay trata porque quizás desconocemos una parte del proceso y si se puede estar dando la trata.
TRABAJADORAS SEXUALES
EN LAS REDES SOCIALES
CAMBIO también entrevistó a Vanessa Pintos referente de las trabajadoras sexuales de Salto, indicó que con la pandemia hubo una proliferación importante de ofertas sexuales a través de las redes y diferentes plataformas. En nuestro departamento existen 60 trabajadoras registradas y una cantidad que lo hace de manera irregular, luego de la pandemia aumentó la demanda de trabajadoras sexuales y hubo una variación en lo referente al costo, mujeres socialmente vulnerables cuyo único ingreso es el trabajo sexual tienen tarifas muy bajas, este sector de la población está teniendo muchas dificultades por lo tanto también son vulnerables a otras situaciones como la explotación sexual o trata. Pintos dijo que las que antes tenían un ingreso de 10 mil pesos, en la actualidad deben conformarse con 5 mil. “Muchas trabajadoras tienen consumo problemático tanto de alcohol u otras drogas”.