sábado 18 de mayo, 2024
  • 8 am

Propuesta de Orestes Lanza sobre la creación de un Balneario Municipal en costas del río Uruguay

Colaboración de Cary de los Santos
El día 13 de Diciembre de 1927, en la Sede de Sesiones se reunía el Concejo de Administración Departamental del Salto, para dar cumplimiento con la Sesión Ordinaria N° 152. Sus integrantes, los Señores Concejales: Don Argante A. Preve, Don Orestes L. Lanza, Don Antenor E. Olivera Luna, Ingeniero Napoleón Pereira Machado y Doctor Edunio Vidal – Presidente Titular. Allí, en esa sesión, el Concejal Don Orestes L. Lanza presenta su Moción de “Proyecto de Creación de un Balneario Municipal”.
UBICACIÓN DE ZONA DE PLAYA
Su brillante idea, planteaba que el “Concejo de Administración Departamental” debía ordenar a la “Dirección de Obras Municipales”, con toda la urgencia posible, la realización de los estudios necesarios con el fin de ubicar una zona de playa para “Balneario Público”, sobre la costa del río Uruguay y al Norte del Arroyo Sauzal. Además planteaba y aconsejaba la marcación por medio de mojones y señales visibles de los sitios convenientes y las profundidades de la playa en toda su extensión y dónde se determinara la misma.
MEDIDAS PARA EL CONCEJO
El Concejal Lanza, para la habilitación al público y correcto funcionamiento del balneario, proponía ciertas medidas que el Concejo debía fomentar y aplicar. Y en este sentido, pensando en la comodidad del bañista, aconsejaba instalar 25 casillas o carpas de alquiler a razón de 0,05 pesos la hora y planteaba la exoneración de todo impuesto municipal a la instalación de casillas, carpas, kioscos y a todo espectáculo público que se organizara en el Balneario, debiendo inclusive presentarse la Banda Popular del Municipio, para brindar dos audiciones musicales durante el mes y en las horas de la tarde. En la Moción de Lanza, nada se había dejado al azar, estaba todo totalmente pensado de antemano para cubrir las mínimas exigencias de los servicios del planificado balneario salteño, proponiendo inclusive, una subvención por parte del Concejo de 30 pesos mensuales en los meses de Enero, Febrero y Marzo a la empresa de autobús, que saldría desde el Centro hasta el Balneario, llegando a realizar unos 8 viajes al día.
Sobre el funcionamiento del Balneario, proponía responsabilizar a la “Inspección Municipal”, y sobre los gastos económicos de su instalación y su funcionamiento, solicitaba que se cargarán al rubro Gastos Extraordinarios, a excepción de los que se originen por arreglo de calles y avenidas de acceso, que serían imputadas al rubro Vialidad Urbana.- Así mismo, las entradas por concepto de arrendamiento de casillas serían vertidas al rubro Rentas Generales.
PALABRAS FINALES DE ORESTES LANZA.
La Moción de Lanza se componía de tres Artículos, en el último y para finalizar el mismo, se dirigía al “Honorable Concejo Departamental de Salto”, dándole un pincelazo de la realidad salteña durante la época de baños y argumentaba la imperiosa necesidad de una avenida costanera y el establecimiento de un balneario con todas sus comodidades y servicios.
“…H. Concejo: es realmente indiscutible la necesidad de dotar de comodidades, como la que se crea por esta iniciativa, a la población del Salto, que en los meses de verano sufre la falta de atracción hacia los sitios convenientes, donde a la par de realizarse festivales veraniegos se estimularía la salud pública y el vigor de la raza. Claro es que nuestras magníficas costas sobre el Río, engalanadas con las maravillosas bellezas naturales de sus colinas, tienen por sí solo motivos suficientes para atraer la admiración de todos.- Pero, es necesario, repito, dotarlas de ciertas comodidades que estimulen y atraigan la concurrencia general. Nuestra Ciudad va ya reclamando la realización de obras de trascendencia en materia edilicia y nuestras costas reclaman la belleza de una avenida costanera y de un balneario estable, que serán para nuestra Ciudad, como una fuente inagotable de salud, y como una nota maravillosa de arte y de belleza.
Dificultades financieras detienen hasta ahora a las autoridades Municipales en la realización de obras de esa magnitud, pero, hay que ir realizando lo que es posible alcanzar de acuerdo con los medios actuales.- La iniciativa que propongo, completamente transitoria, – no insumirá mayores sumas de las rentas Municipales, y , por el contrario, su insignificante exigencia en tal sentido, frente a la necesidad que va a llenar, asegúrame que contará con el apoyo de la aprobación de este H. Concejo.
Salto – Diciembre 10 de 1927
INFORME DE LOS TRABAJOS EN EL BALNEARIO
En la Moción del Proyecto de Creación del Balneario Municipal, se planteaba que la Dirección de Obras Municipales por medio de sus elementos o recursos materiales, corrigiera cualquier defecto del terreno del Balneario e hiciera las reparaciones necesarias en la Avda. Paraguay y demás vías de acceso con el único fin de facilitar la concurrencia del público. El lugar elegido por los concejales para la creación posterior del Balneario Municipal, fue en la costa del Río Uruguay, frente a la terminación de la Avenida Paraguay entre los parajes conocidos en esa época como “El Cable” y “Las Cavas”. Dos años después de haberse presentado la Moción de Lanza, se reunían los concejales salteños: Dr. Edunio Vidal (Presidente), Don Argante A. Preve, Don Orestes L. Lanza, Don Juan B. Hualde, Ing. Napoleón Pereira Machado y Secretario, en la Sesión Ordinaria Nº 144, del día 26 de Diciembre de 1929, pasándose a dar lectura al informe de la Dirección de Obras Municipales, respecto a los trabajos que se estaban efectuando en la zona elegida para el futuro balneario a cargo del Arq. Pedro Invernizzi.
“Sr Presidente: – de acuerdo a lo conversado con los Concejales Lanza y Hualde, se está haciendo la extracción de la piedra más grande en una extensión de 200 metros en la costa del Río Uruguay, frente a la terminación de la Avenida Paraguay, entre los parajes conocidos con los nombres de “El Cable” y “Las Cavas”; además se mandaron confeccionar seis flotadores, que se anclarán indicándose con esas señales la zona de menos profundidad y que se destinaría a los bañistas. Con el fin de facilitar el tránsito, hasta la misma costa, se extrajo la arena que dificultaba la subida a la Avenida Paraguay…”. Arq. P. Invernizzi.


BIBLIOGRAFÍA
-Actas Secretaria de 1927 – Concejo de Ad. Departamental Salto.
-Copias de Actas de 1927 a 1928 – Concejo de Ad. Departamental del Salto.
-Copias de Notas de 1927 a 1928 – Concejo de Ad. Departamental del Salto.
-Inicios del Salvamento en el Salto Oriental – Gv. Cary de los Santos (2019 – Conferencia brindada a los Guardavidas Zafrales de la Intendencia de Salto).