miércoles 29 de mayo, 2024
  • 8 am

SMS: el cansancio está afectando al personal médico salteño en la pandemia

Por Karina De Mattos.
El personal sanitario al frente de la pandemia de la coronavirus en Salto está sufriendo cansancio emocional y otras dificultades que repercuten en su desempeño diario que se manifiesta con el desgaste psicológico y físico, por exceso de trabajo. CAMBIO dialogó con la Dra. Gabriela González, quien se desempeña como Secretaria del Sindicato Médico de Salto (SMS). González brindó una imagen del panorama que se vive en el personal de la salud.
AUMENTO DE PANDEMIA
“Nosotros llevamos ya un año de pandemia y a pesar de que al principio no fue lo que esperábamos, que en nuestro territorio nacional el virus se comportara como lo hizo en el resto de los países, fue todo un año de expectativa, fue todo un año de expectativa y de estar esperando lo que pasara y de estar cuidándonos. Es decir que fue todo un año desde el punto de vista emocional. Estábamos constantemente esperando que explotara, que se comportara como en otros países. Este también fue un tema en la población, al pasar los meses y esto no sucedía, aflojó el cuidado, empezamos a salir todos a la calle y relajarnos con las medidas de cuidados. Y finalmente pasó lo que pasó. Empezaron a aumentar los casos, se empezaron a complicar las cosas, comenzó a ingresar pacientes al CTI, que hasta ese momento prácticamente no había pacientes en esta situación y empezó a fallecer gente. A nosotros el agravamiento de la pandemia nos tomó ya tras un año de mucha tensión en el que estábamos permanentemente esperando si pasaba o no. Y ahora a eso se agrega el agotamiento físico. Está constantemente el personal médico o de enfermería o gente que trabaja en la salud, porque hay mucha gente relacionada a la salud trabajando, que entran en cuarentena, que se enferman”, dijo.
PERSONAL DISMINUIDO
Eso hace que el personal que tenemos trabajando se vea disminuido y por lo tanto los que siguen trabajando se ven sobrecargados, en este momento con el aumento exponencial de personas infectadas, las puertas de emergencias de las distintas instituciones, los compañeros que trabajan allí están sobrecargados, hay mucha consulta. La gente que hace los seguimientos está también sumamente recargada porque son muchos casos positivos que requieren el seguimiento de sus contactos, por lo que estamos presionados y cansados. Física y sobre todo emocionalmente. Esa es la situación. Además no somos ajenos a lo que sucede en otros departamentos con los colegas. Tenemos colegas que están ingresados en el CTI y graves. Uno siempre piensa que en cualquier momento nos puede tocar a cualquiera. Todo esto realmente provoca un agotamiento muy importante”.
CONTENCIÓN
“Los médicos tenemos que guardar un montón de medidas y cuidados mientras trabajamos, es sumamente importante que seamos respetuosos de las medidas de cuidado. Que a su vez son cansadoras. Los compañeros que trabajan en el CTI tienen que trabajar con un equipo de protección que lo habrán visto en la televisión, es como vestirse de astronauta. Son equipos pesados, calurosos, que provocan cansancio, no dejan respirar en forma adecuada. Lógicamente con todo esto la respiración es distinta. Es muy agotador usarlos, pero es necesario para protegerse quienes estamos trabajando en contacto directo con pacientes con coronavirus complicados. También eso provoca un estrés extra. Desde el punto de vista emocional, existen estudios realizados en Europa relacionados con la parte emocional que están viendo que hay un alto porcentaje de afección de la parte emocional en los médicos”.