Viernes 16 de abril, 2021
  • 8 am

UTU tendrá centros educativos abiertos y guardias de atención a estudiantes con dificultades para aprender

Sevrini & Asociados

Por Andrés Torterola.
Los nuevos inspectores de UTU Jilmar Lafón y Yaniree Cruz se estarán haciendo cargo de los departamentos de Artigas, Salto y Paysandú debido a que las inspectoras anteriores accedieron a cargos de mayor jerarquía. Cabe destacar que UTU tiene un ordenamiento de aspirantes a inspectores.
EXISTEN GUARDIAS
En dialogo con CAMBIO Lafón explicó que están suspendidas las clases presenciales pero los centros educativos se encuentran abiertos, existe un régimen de guardias con un horario pautado en la mañana y la tarde, en este régimen trabajan coordinadamente el equipo de gestión, el sector administrativo y también con docentes de apoyo en las áreas de tecnología de la información (Laboratoristas de informática, docentes de cargos multimedia) que son los que están en los centros para apoyar a los estudiantes que de alguna manera puedan tener dificultad con el tema conectividad y también apoyar a los docentes. El inspector Lafón dijo que esta situación atípica interpela a todos y hace recurrir a estrategias que, si bien en algunos sectores estaban muy desarrolladas, en otras áreas de la tecnología de la información su uso no era cotidiano. El sistema educativo en general y principalmente el Plan Ceibal tienen capacidades instaladas muy buenas, la infraestructura de redes está operativa y es suficiente para atender toda la demanda y el tráfico que se genera con la modalidad semi-presencial.
ESTRATEGIAS A LLEVAR ADELANTE
EN LOS TRES DEPARTAMENTOS
En este sentido Jilmar Lafón indicó que el plan de inicio de cursos 2021 orientaciones y lineamientos generales plantea que: Uno de los desafíos se encuentra en la gestión educativa, en la capacidad continua de repensarse y tomar decisiones en coyunturas de emergencias. Ante esto, se suma la necesidad imperiosa de reconstruir y construir con formatos novedosos las relaciones con la comunidad, con los colectivos docentes y con los estudiantes, a la vez que reestructura los procesos de toma de decisiones y acciones que contemplen la búsqueda de sentidos que den identidad al Centro Educativo.
Hoy todos tienen que poner en acción una cantidad de estrategias y acciones que permitan caminar y avanzar, más allá de la crisis sanitaria, más allá de las diferencias personales e individuales, e implican un llamado al quehacer educativo colectivo. Una vez más, todos los docentes del país, con la experiencia 2020, pondrán en el campo de juego del centro y del aula en el sentido más amplio posible, una serie de estrategias diversas, adecuadas a cada territorio, teniendo en cuenta la población que atienden, los recursos humanos, infraestructuras, entre otros. Estas acciones permitirán que el engranaje de la educación siga su curso con otras herramientas, con otros dispositivos y con el mismo compromiso y responsabilidad que se asume como profesionales de la educación. Ello implica un eje conductor y una línea de trabajo apoyada en las resoluciones, buscando dar respuestas a las necesidades educativas, incluso sociales y alimentarias, a la vinculación del estudiante y sus referentes con el centro educativo, realizando todas las gestiones necesarias y tendiendo las redes para dar respuestas a temas diversos.