Viernes 21 de enero, 2022
  • 8 am

El impacto de la apertura de la frontera

Estudio Signorelli & Altamiranda
Por

Estudio Signorelli & Altamiranda

69 opiniones

Ec. Joaquín Forrisi
Luego de varios meses de baja importante en la actividad económica, comienzan a vislumbrarse signos de recuperación a nivel del empleo y la actividad comercial. A su vez, el aumento de la movilidad, consecuencia de la mejora de la situación sanitaria y la inminente apertura de fronteras en los próximos meses tiene un efecto dual en los empresarios locales.
Mientras que la apertura de fronteras para la temporada estival hace ilusionar al sector turístico del este del país, en donde esta actividad es el principal receptor de divisas además de ser sumamente intensivo en mano de obra, por lo que tiene amplio impacto en la microeconomía local, en las empresas de la margen del Río Uruguay provoca fundados miedos.
Ejemplo del dispar impacto económico del Covid es el desempeño del mercado de combustible, en concreto de la nafta. La baja de la movilidad de marzo del año así cómo la baja del salario real impactó negativamente en la demanda. En el período marzo junio 2020 a nivel nacional la venta de nafta bajó 22% respecto al mismo trimestre del año anterior, mientras que en Salto la baja fue del 15% frente al mismo trimestre del 2020.
En el período marzo 2020 hasta marzo 2021 la demanda de combustible a nivel nacional fue menor al mismo trimestre del año anterior, recuperando en el segundo trimestre de 2021 con un 21% respecto al 2020 pero aún siendo un 7% menor que el mismo trimestre del año 2019, esto implica que la recuperación el mercado está en camino, aunque aún no a los niveles pre pandemia.
En las mismas condiciones de restricción de movilidad y baja de ingresos, en Salto la situación fue distinta y es coherente pensar que esta se explica por el cierre de fronteras y la imposibilidad de comprar combustible “del otro lado del charco”. En el segundo semestre de 2020 y el primer trimestre 2021 mostraron un incremento de la venta de combustible respecto al año anterior.

En la actualidad el precio de la nafta es de aproximadamente AR$ 90, lo que al tipo de cambio informal o “blue” de 180 pesos argentinos por dólar, es de U$S 0,5 por litro de nafta, cuando actualmente el precio de la nafta en Uruguay, con el descuento del IMESI al combustible comercializado en la frontera, es de $ 53, que al dólar actual es próximo a U$S 1,26, por lo que el precio en Uruguay, aún con el descuento es 150% más alto.
De abrirse las fronteras en condiciones que permitan para el comercio transfronterizo, el impacto no es únicamente en el combustible, ya que su precio oficia cómo ancla de la diferencia cambiaria en la población, lo que fomenta el pasaje de personas que acaban por consumir otros bienes y servicios cómo gastronomía u hotelería.
El impacto de la diferencia cambiaria en el comercio de frontera no es nuevo, pero el potencial impacto que tendría en esta coyuntura podría afectar seriamente al comercio y los servicios.