lunes 4 de marzo, 2024
  • 8 am

Sueldos de CTM

Dr. Pablo Perna
Por

Dr. Pablo Perna

135 opiniones

Por el Dr. Pablo Perna
Mientras que el salario mínimo nacional en Uruguay es de $ 17.930, el de una maestra $ 24.722, un policía $ 34.206 y un jubilado o pensionista $ 14.854, nominales, el sueldo de la casta política de Salto es el siguiente: Directorio de CTM encabezado por Carlos Albisu, Daniel Arcieri y Nicolás Irogoyen, este último designado directamente por Germán Coutinho, van de los $ 400.000 a $ 311.000 mensuales, exonerados de todo impuestos, entre ellos IRPF; sumados los viáticos cuando están fuera del departamento, aumentando sideralmente las sumas mencionadas. Estos salarios que superan el sueldo del Presidente de la República, fueron publicados la semana pasada por el “Semanario Brecha”, “Caras y Caretas” y “El Observador”.
Lacalle Pou había prometido en su campaña electoral que para reducir el gasto público, de cada tres vacantes en la función pública se ocuparía uno, pero en Salto la dirigencia Blanca y Colorada de la mano de Albisu y Coutinho dejan como un mentiroso a nuestro Presidente, en virtud que no solo ocuparon los cargos vacantes, sino que dieron ascensos, aumentaron cargos y crearon otros nuevos a conveniencia política, conforme a lo que informan dichos medios.
Bajo su gestión en el 2020 designaron de forma directa a un grupo de 10 personas que aumentó casi un 10 % el costo de la masa salarial de CTM, superando U$S 2 millones de dólares en salarios en comparación al año que gobernó el FA, y para el 2021 se incrementaría por concepto de salarios el 24 % en comparación al año 2020. Los sueldos de los nuevos cargos de confianza oscilan entre los $ 291.938, $ 213.633 y $ 185.166 mensuales, libres de impuestos.
Entre los nuevos ingresos, 9 son Ediles del Partido Nacional y dentro de los colorados, publica el semanario, que crearon un nuevo cargo en CTM donde Coutinho designó a su compañera política Ing. Carolina Tolosa; pero luego, informa el semanario, que la destituye por negarse a pasarle el 50 % de su sueldo para solventar la “estructura política”, poniendo en su lugar a la Dra. Agustina Escanellas, actual autoridad máxima del sector de Coutinho “Vamos Salto”.
Claramente, ante estos sueldos públicos obscenos para nuestro país, y maniobras prostibularias de la casta política local, nos preguntamos: ¿Estamos en buena posición ética para defender la LUC? ¿Nos merecemos seguir en el Gobierno? ¿Somos mejores que el FA para los intereses de nuestra sociedad?
Los salteños no somos ciegos, ni ingenuos, y al igual que lo juzgaron a Coutinho expulsándolo de la Intendencia en el 2015 y no permitiéndole su regreso ante una derrota vergonzosa en el 2020, no dudo que de seguir por la senda del acomodo político a “amigos”, o vendiendo humo sin concretar promesas y proyectos, el Frente Amplio seguirá gobernando Salto y retornará al Gobierno Nacional en el 2025. Hay tiempo para cambiar, cambiemos la actitud, Salto y el país los observa.