Miércoles 6 de julio, 2022
  • 8 am

“Son muy buenas las clínicas”

Atilio Lima viene haciendo un gran trabajo en las formativas de Ferro Carril y también en la U17 de Salto, no quedan dudas viendo resultados. Pero también es importante la capacitación de los gurises y en eso se apuesta en grande.
“En otros clubes también lo he hecho porque si bien hay muchas gente de vacaciones en estas fechas, otros se quedan. Es una buena forma de marcar diferencias; arrancando antes. Esta es una buena etapa para trabajar en fundamentos, tratar de corregir para potenciar, porque después durante el año con los partidos encima es más complicado, ahí ya se trabaja más que nada la táctica y la técnica activa. Por eso las clínicas ahora son muy buenas, sobre todo a esta edad. Trabajamos con chicos de 13 años hacia arriba, en tecnificación. La escuelita de básquet de Ferro de los más chiquitos arranca el 1º de febrero”.
ESCUELA Y VETERINARIA
“El año pasado post pandemia nos llenamos de gurises que querían jugar al básquetbol, había un solo entrenador, fue un lindo llamador y después, los gurises querían jugar al básquetbol, salieron del encierro y querían hace deporte. Hacer una escuelita no es caro, primero porque se le está brindando al chiquilín un deporte que es salud. Son tres veces por semana, con profesores preparados, y en cuanto al costo, siempre doy el ejemplo que en la veterinaria se tiene asociado a un perro, donde no se paga menos de $ 500; en mi caso hace 7 meses que no llamo a la veterinaria que soy socio, y pago todos los meses, y acá pagas más o menos esa plata, y el chico está haciendo deporte en un club dentro de la parte conectiva; hace algo saludable, aparte del relacionamiento humano. Además siempre es con profesores, por eso me parece que no es caro tener un chico en una escuelita o clínica, como en este caso. Muy importante como lo es el deporte y la salud. Este tipo de clínica, además de Ferro, lo está haciendo José Luis Testa en Nacional y Martín Biassini en Salto Uruguay. Las escuelitas las están haciendo todos los clubes en Salto y lo mejor es que casi todos están trabajando con muchos chicos”.
“En el caso de Ferro, donde trabajo, se viene haciendo muy bien las cosas, se han formado muchos chicos, además de ganar todo en formativas en los últimos años, que para mí es secundario. Sí es importante con la cantidad de chicos que trabajan en formación con varios entrenadores, todos titulados. En el último campeonato de selecciones de formativas, aunque faltaron cosas, como no contar con los entrenadores, algo natural es el surgimiento de buenas generaciones. En Salto el nivel de formativas siempre fue muy bueno. Después está el otro tema; vienen de Montevideo y te llevan jugadores y desarman un plantel. Los gurises son buenos y quieren mejorar; se tienen que ir porque acá no hay liga nacional. Le otro; en primera bajó mucho en nivel, que es el reflejo de los de más abajo, los niños. La teoría de la pirámide de Javier Espíndola es tal cual; tener una buena zanahoria arriba, o sea un buen equipo, nutre; todos los gurises se motivan y es el espejo de ellos. Veremos qué va a pasar este año, pero con estos nuevos neutrales de a poco se va a ir cambiando un poco”.
“Sería buenísimo concretar este campeonato de selecciones de formativas, que se mantenga, más ahora definiendo con equipos de Montevideo, le hace muy bien al básquetbol de interior. A ellos les cuesta hacer 500 kilómetros, pero vinieron, muchos gurises muy contentos por haber tenido esa experiencia, por el premio de jugar en la selección. Me tocó la suerte de dirigir un buen plantel y salir campeón en U17, después ganarle a Montevideo representado por Biguá. Vamos por el mejor camino. Lo más importante para 2022 es que los clubes se pongan las pilas, unifiquen y trabajen por el básquet, la forma de salir adelante”.

Foto: Patricio Montero, jugador de U17, Lima y el delegadio Luis Meirelles.