viernes 30 de septiembre, 2022
  • 8 am

Más del 80% de los internos alojados en la cárcel de Salto trabajan o realizan alguna actividad educativa

Movistar – 19/09/22 al 19/10/22

Por Andrés Torterola

La directora del INR de Salto María de los Ángeles Machado, en diálogo con CAMBIO dijo que, con relación al año pasado no se está en una situación crítica refiriéndose a la cantidad de personas privadas de libertad. Afirmó que, en el año 2021, sobre el mes de diciembre hubo una totalidad de 637 reclusos, ese fue el número más alto que tuvo la unidad, sin la creación del nuevo módulo que se inauguró en el mes de abril que tiene una capacidad locativa para 60 personas. En este momento hay 595 personas privadas de libertad con el nuevo módulo inaugurado, se nota la diferencia en cuanto al espacio y la flexibilidad en la ubicación e instalación de los encarcelados.

REFORMAS

Machado dijo que se están llevando adelante reformas de la unidad, están adquiriendo los materiales para la construcción de una nueva barraca que será similar a la que inauguró el ministro en el mes de abril, que seguramente a fin de año será puesta en marcha. Se trata de un proceso lento ya que las adjudicaciones son a través de licitaciones esto provoca demoras, en otro orden también se está planificando la construcción de la batería educativa que consisten en 10 salones más y un pliego de contenedores que ya están en la unidad y es donde se está llevando adelante la actividad educativa.

Movistar – 19/09/22 al 19/10/22

————————————————————————–

Hay 300 reclusos que están vinculados

a alguna actividad educativa”

————————————————————————-

La directora dijo que por suerte los números en este tipo de actividades no han bajado, se han reestructurado los espacios y los horarios, pero se sigue trabajando con un promedio de 300 personas que están participando de actividades educativas, especificó que existe un tope de actividades laborales de 174 personas que se sigue manteniendo. En el INR existen diferentes plazas laborales que son monitoreo interno, los sectores que son de más confianza trabajan en la chacra, se está estudiando la posibilidad de lograr que el próximo año haya una instancia de autoconsumo, que se produzca en la unidad lo que se consume allí, en este momento se está cosechando cebolla y boniato, en realidad nutre mucho el alimento de las personas privadas de libertad y por otro lado disminuye el consumo externo, así está trabajando el Instituto de Rehabilitación con las cárceles que tienen chacras. Machado dijo que dentro del pliego de trabajo hay personas que salen a hacer actividades de mantenimiento y cultivo en la chacra que está dentro del mismo predio y el resto de las plazas laborales se distribuyen en diversas áreas. La cárcel mantiene una dinámica de movimiento continuo, entre las personas que están afectadas a lo educativo y las que están afectadas a la plaza laboral. Fuera de eso existe un convenio con “Naranjales Guarino” que permite que un promedio de 50 personas privadas de libertad salga a hacer lo que es el corte en las plantaciones, este trabajo se viene realizando hace ya 6 años.

BRIGADAS DE ACCIÓN CIUDADANA

Dentro del estatuto del INR está previsto la creación de las Brigadas de Acción Ciudadanas –BAC- que permite que una institución trabaje con la unidad de manera solidaria, en años anteriores han trabajado con la asociación de ciegos de Salto, a raíz de un pedido de ellos, se llevó a cabo un mantenimiento de espacios para poner en condiciones el inmueble que se le había asignado, en otras instancias se trabajó en los procesos de inundaciones del departamento, las Brigadas de Acción Solidaria, hacen el mantenimiento una vez que ha bajado las aguas en caso de crecientes. Otro año trabajaron con el CAIF del barrio, es una salida laboral de ayuda a otras instituciones que generalmente lo solicitan a la dirección y son seleccionadas por la institución.

—————————————————–

En la cárcel viven 60 mujeres y 12 niños”


De las 595 personas privadas de libertad, 60 son mujeres, Machado dijo que lejos está de ser el número histórico que tuvo la unidad, hay 12 niños y algunos en camino. Hemos estado en una situación muy crítica, en el mes de diciembre del año pasado la situación era bastante más complicada que en este momento, había 76 mujeres y 17 niños. La cantidad disminuyó debido a que algunas personas lograron obtener la libertad, pero también hubo algunos traslados a otras dependencias del país, debido a que no tenía perfil para mantenerse en esta unidad. Explicó la directora que la cárcel tiene como primer cometido administrar la privación de libertad impuesta por el poder judicial, éste lo que hace es determinar el delito y la cantidad de años en que debe cumplir la pena, lo que se hace en la cárcel es administrar el tiempo que el juez determinó que la persona debería cumplir.

PROBLEMAS DE ADAPTACIÓN

En ese sentido todas las unidades penitenciarias del país trabajan con la lógica que la puerta de entrada puede ser Salto, Paysandú u otro departamento, pero no es la puerta de destino final, en el caso de la cárcel de Salto se estudia mucho los procesos de conducta, quienes no se adaptan al sistema propuesto, si bien la de nuestra ciudad es una cárcel de media seguridad, es bastante abierta con oportunidades de trabajo y estudio, si alguno de los internos no se adapta es derivado a otro centro de rehabilitación, indicó. Cuando se habla de no adaptación se puede decir que son muchos los factores, pero esta unidad se basa específicamente en características de convivencia, cuando la personas no puede vivir en el lugar, por un mecanismo de seguridad del preso o de la propia unidad se lo deriva a otra dependencia. Hay un perfil delictual que lo impone el director nacional que no permite que una persona que haya cometido un delito demasiado grave sea recluida en la unidad de Salto. Los procesos que son de gran impacto social que tienen una carga de muchos años y si están ligados a conmoción publica se los envía al centro de derivación e ingresos, donde se realiza el abordaje técnico de estudio de los perfiles de los privados de libertad y de allí se deriva a otros establecimientos carcelarios.

LA MAYORIA DE LAS MUJERES ESTÁ

PRESA POR SU VINCULACIÓN A LAS DROGAS

Salto no es ajeno a la media nacional y sobre todo en mujeres, en este sentido María de los Ángeles Machado dijo que el gran porcentaje de reclusas tienen un eje vinculante al consumo de drogas o tráfico de estupefacientes o el micro tráfico. Un alto porcentaje de delitos cometidos en la ciudad está vinculado a eso. De todas formas, hay que destacar la creación de una selección de fútbol femenina que está participando en la liga salteña, y que ha tenido un enfoque recreativo, comenzaron con muy buena aceptación por parte de los demás equipos que integran la liga, todas las semanas una selección de 20 mujeres representan a la IASA en el futbol femenino que tuvo un financiamiento de INMUJERES, Salto Grande, la secretaría nacional de deportes y la intendencia de Salto.