martes 4 de octubre, 2022
  • 8 am

Productores arroceros están prontos para comenzar a sembrar a finales de setiembre en el norte

La situación de los costos preocupa al sector arrocero de cara a lo que será la siembra de primavera, que como es tradicional comienza primero en el norte del país y para la cual se espera una baja de área a nivel nacional. En este sentido la Asociación de Cultivadores de Arroz del Uruguay (ACA) se ha reunido con el Presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou, donde planteo algunas alternativas para disminuir los costos.
Desde el punto de vista productivo, el productor Guillermo O´brien, dijo que se está trabajando fuertemente en los últimos quince días, en la preparación de las chacras, ya que se estuvo «prácticamente dos meses sin posibilidad de entrar en tierra y estaban atrasados los laboreos, por suerte en estos 15 días han permitido ponernos en carrera».
El arrocero recordó que «generalmente en el norte arrancan primero las siembras de arroz, a partir del 15 de setiembre siempre hay algún madrugador que arranca». En este sentido dijo que «está todo encaminado, ahí más agua en las represas que en los últimos dos años, que va a hacer que en el norte, en líneas generales, el área pueda mantenerse respecto al año pasado, porque había sufrido una baja importante estos años».
A nivel nacional estimó una caída del área en el eje de las 10.000 hectáreas, sobre las 164.000 que se sembraron el año pasado. Esta baja sería un reflejo del cambio «en la condición de negocio, que ha vuelto a complicarse un poco y con costos muy elevados».
Un nuevo año Niña
El último verano, el evento de la Niña también complicó al sector arrocero, que en algunos casos llevó a que productores debieran abandonar área por la falta de agua. O’Brien, recordó que desde el punto de vista del cultivo, «los años Niña, si el agua se logra administrar, es de los mejores años de punto de vista climático porque el arroz precisa sol, temperatura y que el agua le refresque los pies».
Sobre la situación del verano pasado, dijo que «nos recordó es que en años extremadamente calurosos y secos, puede haber medias de consumo de agua por encima, entorno al 20 o 25%», por lo que el productor arrocero este año va a «racionalizar un poco el área a sembrar en función de los volúmenes de agua en la represa, para capitalizar un año bueno desde el punto vista climático para el arroz, pero que tiene que llegar hasta unos diez días antes de la cosecha con agua».
Reunión con el Presidente
Sobre la reunión con el Presidente de la República, Dr. Luis Lacalle Pou, quien estuvo acompañado por el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca y los subsecretarios de Ganadería y Economía, el productor arrocero dijo que se planteó la realidad del sector arrocero, que «sin estar en números rojos, cambió drásticamente el negocio».
Explicó que el cambio se ha dado por «una pequeña baja entorno al 10% de lo que es el valor de venta del grano y hubo un aumento de costos producto de todos los problemas conversados en el mundo, de la mano de agroquímicos y fertilizantes, sobre todo por el boom de los otros granos que al usar los mismos productos, al arroz también le llega».
En este sentido dijo que el incremento en los costos está ubicado «entre 250 y 300 dólares por hectárea con respecto al año pasado, con lo cual el rendimiento de equilibrio se va a las nubes, estamos hablando de 180 bolsas secas para estar con números de equilibrio».
Guillermo O’brien, quien participó de la reunión, dijo que la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA) planteó algunas alternativas para paliar la situación. Estos planteos van por el lado de los costos logísticos que tiene internamente el país. «el Uruguay sufre, no solo el sector arrocero, de costos altos y particularmente tenemos una cadena de logística interna, de transporte interno y costos de puerto extremadamente altos» y explicó que «un commodity como el arroz de bajo costo, 450 o 500 dólares la tonelada tiene muy poca cintura para corregir esos sobrecostos de flete».
Uno de los planteos principales ha sido la habilitación de la utilización de Bi-trenes y Tri-trenes en el principal corredor arrocero, que es la Ruta 8 para el traslado del arroz desde Río Branco a Montevideo. Indicó que «desde el punto de vista técnico, está todo avalado» para la circulación de estos camiones.
«El arroz uruguayo está saliendo en su mayoría por el puerto, en containers. Hoy un camión puede transportar un container con 25 toneladas, de la forma de los bi-trenes o tri-trenes podríamos irnos a 50 o 70 toneladas» explicó el productor. Desde su punto de vista «Falta que la burocracia se agilice para poder permitir eso, que ese beneficio lo heredará el arroz y otros sectores».
Para el norte del país, dijo que el Poder Ejecutivo dejó en claro que está en la agenda, en un mediano y largo plazo, habilitar el corredor de tren hacia Salto, «en lo que tiene que ver con Paysandú y Ruta 5, eso está todo nuevo, entonces es poco lo que habría que crecer en infraestructura para habilitar desde Salto. Eso para el Norte, que volviera a existir el tren de carga, y particularmente para los granos y el arroz sería de muchísima ayuda» acotó.
«Por último, repasamos la realidad de los combustibles, que juega con las reglas internacionales. No hablamos más de la libre importación, porque eso ya no salió. Pero si hay sugerencias de la URSEA en cuanto a hacer modificaciones en la red de distribución, que tiene sobrecostos enormes» dijo el productor.
Recordó que «la URSEA ha sugerido al Poder Ejecutivo permitir abaratar los combustibles a través de grandes consumidores como puede ser el mundo agrícola, eso sería fletear directo desde la planta de entrega de Ancap a los lugares de consumo». En este caso explicó que «hoy existen reglas donde el combustible tiene que viajar sí o sí, a la estación de servicio que uno le compre y después tiene que viajar al lugar de consumo» lo que encarece los costos del combustible.