martes 27 de septiembre, 2022
  • 8 am

«Confiamos plenamente en cada uno de ellos, como el año pasado»

No estaba en los planes de nadie en Salto Uruguay perder 0-7 frente a Ceibal y estar sin puntos al cabo de tres partidos jugados, que pone en alerta por el futuro deportivo. El entrenador albiceleste, Pablo Vela, accedió a referirse a este presente incómodo.
– ¿Cómo se dio el partido para llegar a un resultado extraordinario?
– El partido hasta el 2-0 era parejo; la primera chance clara de gol la tuvimos nosotros y no la aprovechamos. Después cuando se pita el penal y en la misma jugada la expulsión de nuestro capitán, hacen el gol, y ahí pecamos de ser muy desordenados, de no haber aguantado unos minutos esa sensación de estar 0-3 con uno menos cuando el trámite no lo decía. Se pagó caro porque en el cuadro de enfrente había jugadores de jerarquía y experiencia que cuando tienen la oportunidad no la desperdician.
– Habrá sido una semana especial. ¿Cómo se la manejó para salir rápido de esta situación?
– Nos tomamos el lunes para charlar, pensar y corregir, porque no está bueno perder así ni tampoco la situación en la que estamos. Considero que no es lapidaria, que vamos jugando recién tres partidos y que si bien perdimos bien contra un equipo que quizás apunta a nuestro objetivo de lograr un lugar en play offs, también jugamos contra dos candidatos; con la ‘U’ que desde hace años es protagonista y Ceibal que se armó fuerte y en los últimos días tuvo tres o cuatro incorporaciones más. Hay que corregir sí, trabajar y levantar en lo anímico sobre todo por el promedio de edad que tiene el plantel. Pero confiamos plenamente en cada uno de los jugadores de Salto Uruguay, como confiamos el año pasado.
– ¿Teniendo en cuenta altas y bajas en periodo de pases, era más plantel el del año pasado?
– No; creo que el único hueco que quedó difícil de cubrir, y no solo para el equipo sino por lo que generaba en rivales, es el del ‘Nacho’ Bueno. El año pasado también tuvimos un plantel de un promedio similar al actual, y algunos saltaron de sub 18 en 2019 a volver a jugar el año pasado ya siendo grandes, pero sin experiencia en primera. Pero es cierto, es innegable que por una razón u otra no se dieron los pases que pretendíamos. Más allá de eso, lo medular del plantel sigue siendo el mismo y el 75% del total son adolescentes. El año pasado, aunque quedamos fuera de play offs por un gol, se ganó el clásico, se le ganó a Ceibal, a Salto Nuevo, a River, empatamos con Nacional y después tuvimos problemas con los que estaban más parecidos a nosotros. Terminamos muy satisfechos con el plantel el año pasado y es casi el mismo.
– ¿De cuánto es ese promedio?
– De 19 años y en los partidos sube a 20 o 21. Están disputando torneos en paralelo, porque están primeros en sub 15 y sub 18, a punto de ganar el Acumulado como hacía años no ocurría y después vendrán las liguillas. La mayoría vive esa doble situación, primeros en juveniles y viviendo situaciones como las del domingo pasado en primera.
– ¿En qué se basa ese proyecto?
– El patrimonio de las instituciones amateurs son sus futbolistas; son muy pocos los clubes que se sustentan por ingreso de socios o sponsors. Entonces tratamos de mejorar a los jugadores y darles las herramientas para que cuando se presente la oportunidad la aprovechen por el bien de todos.