martes 4 de octubre, 2022
  • 8 am

El perro adecuado, ¿pero para quién?

Armando Guglielmone
Adiestrador canino – Educador etólogo
Contacto – 098 539 682
Cada perro ha sido seleccionado de manera natural o artificial en función de las necesidades que los humanos han ido teniendo, o los ha moldeado el entorno como es el caso de los salukis que deben ser livianos para no hundirse en la arena del ambiente desértico que viven, de pelo corto debido a las altas temperaturas y veloces para realizar la caza o los han seleccionado pequeños y peludos como los pequineses para abrigar los pies de las damas de la corte de época.
Bajo estos ejemplos podríamos deducir que los perros pequeños son ideales como compañía y los grandes como perros más funcionales pero nada más lejos de la realidad ya que hay perros pequeños, seleccionados para cazar y por lo tanto enérgicos, temperamentales e inquietos como muchos de los terriers y otros perros grandes que han perdido hace mucho el instinto natural de la raza y son tranquilos, sin necesidad de gastar grandes cantidades de energía diariamente y que disfrutan descansar.
Esto lleva a que sea frecuente que las personas me comenten que “no sabían que eran así” cuando lo eligieron pues viven en un apartamento y claro, tienen un jack russel que está todo el día haciendo alarde de su disposición al movimiento cuando pensaron que su comportamiento y carácter iba a ser proporcional a su tamaño y cuando les digo que si tuvieran un mastín napolitano casi no se enterarían de que está en ese ambiente se sorprenden pues estos son más bien sedentarios, se activan cuando desconfían de algo o alguien si no están bien en modo tranquilo.
A ver, tampoco es que entonces me compro un fila brasilero en vez de un Beagle, hay perros grandes que son tranquilos sí, pero en determinadas circunstancias pueden tornarse difíciles para controlar o el propio tamaño puede jugar en contra ya que tal vez sea uno de raza afable como un terranova pero para personas mayores o niños pequeños es como interactuar con un caballo y girar en un ambiente apretado puede ocasionar que vuele todo lo que esté a la altura de su cola.
Cuando pensemos en tener un perro deberíamos asesorarnos con los que los tienen y preguntarle sus contras, no sus virtudes ya que estas son bastante parecidas entre los perros y que no sea a quien vende o regala estos cachorros ya que el interés es colocarlos no quedárselos y así estos les van a pintar siempre el mejor panorama.
Tampoco confíe en internet, son pocos los artículos que les dirán toda la verdad y como no hay filtro cualquier audaz publica lo que quiere, sobre todo en redes sociales.
Hay perros pequeños que se adaptan bien y perros grandes que también lo hacen, solo es buscar con ojo fino el que mejor nos quede, acá es como con la ropa, tal vez en la vidriera se vea hermosa pero no significa que sea la indicada para nosotros.