sábado 10 de diciembre, 2022
  • 8 am

Latidos

NADA HA CAMBIADO
Se siguen observando animales sueltos haciendo estragos en las calles, sobre todo en contenedores de basura y los más audaces son los equinos. Luego del decreto que permite a las autoridades a retirar a los animales de la vía pública, nada ha cambiado y se siguen observando caballos sueltos. Como siempre decimos la culpa no es del animal, sino, de sus propietarios que los dejan sueltos o mal sujetados y los equinos buscando alimento se trasladan a un lado y otro. Cabe señalar que es imposible poder resolver el tema sino hay un compromiso fuerte de parte de la ciudadanía en evitar este tipo de situaciones. Ver caballos revolviendo contenedores no solo es una muy fea imagen, sino, que se favorece a una mala higiene ambiental.
FALTAN ÁRBOLES
Un lector que a diario sale a caminar por la ciudad, ha observado que con el sol que se ha comenzado a intensificar en las últimas semanas, la ciudad tiene una falta muy importante de árboles. “Son muy pocas las calles con sombra y sabido es que el verano en Salto no es sencillo de soportar”, dijo. Muchos ciudadanos quitan los árboles frente a sus casas porque las raíces le “levantan” las baldosas de la vereda. Pero esto ha llevado a que casa vez haya menos árboles y la ciudad no tenga sombras suficientes para protegerse en el verano. El lector hace un llamado a Servicios públicos.
CARNÍVOROS
La selección uruguaya que entrena en Catar de cara a su debut en la Copa del Mundo, llevó para su estadía en ese país 900 kilos de carne. Es de suponer que lo que más se consume es pulpa y cortes de asado. Si le calculamos unos 400 pesos el kilo, la selección gasta unos 340.000 pesos solo en carne. Esta cifra es mínima comparada con el gasto total que genera el seleccionado nacional. Todas las selecciones tienen sus gastos durante el mundial, el tema es que muchas veces parecen excesivos y hasta necesario que se tenga en cuenta la situación económica de muchos países que compiten en el torneo.
INVASORES DE JARDÍN
Llegan las temperaturas más cálidas y si bien resulta más agradable regar y revivir las plantas con el agua, hay que lidiar con otros problemas que atentan contra la salud de los jardines. Los invasores más dañinos como las hormigas, moluscos y caracoles. Los moluscos de jardín devoran hojas de plantas y van poco a poco despojando a las diferentes especies de sus hojas y flores. Por eso cada cual tendrá si forma de detenerlos, pero colocando aserrín o sal entorno a las plantas es una de las ideas que logra frenarlos y conservar la salud general de la planta.
CONECTADOS
Que la Policía controle lo que pasa en plaza Artigas por ejemplo, genera una mayor seguridad por lo menos para la gente que en la tardecita suele ir a tomar unos mates o simplemente como se dice habitualmente “cambiar de aire”. Ahora que los efectivos se la pasen todo el tiempo observando el celular “no es para nada agradable”, dijo un lector. “Se estacionan en la esquina de 18 de Julio y Uruguay, a veces ni se bajan de la camioneta y todo el tiempo están “atrapados por el celular”. De vigilar o controlar lo que pasa en la plaza nada”, dijo el ciudadano. Agregó que las jerarquías deben controlar este tipo de actitudes.
EL GUSTO POR LA SANDÍA
Llega la primavera y sobre todo el verano y la gente busca opciones a la hora de comer. Las frutas son una variedad muy importante sobre todo porque en esta época del año aparecen algunas especies que a muchos les gusta disfrutar como la sandía, el melón, mango, papaya, frutilla, kiwi, uvas y ciruelas. Sin dudas que hay una variedad más amplia que en el invierno, pero la sandía es la que mayor demanda tiene. Si bien en estos momentos su precio es elevado, a medida que su producción va siendo más grande el precio baja y su consumo se hace más visible.