miércoles 7 de diciembre, 2022
  • 8 am

MSP anunció bombas de insulina de nueva generación, disponibles para jóvenes de hasta 21 años

El Ministerio de Salud Pública anunció que las bombas de insulina que recibían los pacientes diabéticos de hasta 14 años serán reemplazadas por bombas de nueva generación, que tienen monitoreo continuo. Además, la prestación será extendida a jóvenes de hasta 21 años. En el evento «Compromiso y acciones por la diabetes», la secretaría de Estado también dijo que se incorporará al Fondo Nacional de Recursos (FNR) una insulina de larga duración (36 horas), mayor a la que existe actualmente (24 horas), como consignó el MSP. Se están culminando las negociaciones para la incorporación a partir de enero de 2023 del test de monitoreo flash para los menores de 21 años, un parche que se coloca en el brazo y que sube los datos 14 o 15 veces al día a la nube.
¿CÓMO FUNCIONA UNA BOMBA DE INSULINA?
La bomba de insulina es un pequeño dispositivo del tamaño de un teléfono celular que administra insulina de forma continuada. Consta fundamentalmente de dos partes: el infusor de insulina y el catéter de conexión. El infusor es una microcomputadora que ha sido programada previamente por los médicos para infundir insulina de manera continua las 24 horas del día. Se compone básicamente de una pantalla, una batería, unos botones y un reservorio de insulina. Utiliza análogos de insulina de acción rápida. El catéter de conexión, por su parte, es un tubo fino de plástico que conecta la bomba con el tejido subcutáneo y termina en una cánula de plástico que está localizada debajo de la piel. Allí será donde se deposite la insulina administrada por la bomba.