domingo 5 de febrero, 2023
  • 8 am

Sofía: una esquiladora con pasión en su trabajo que ha logrado insertarse en un oficio destinado a los hombres

Por Melisa Ferradini.
La esquila actual es el proceso mediante el cual se corta el vellón de lana de una oveja, algo que resulta fundamental por motivos sanitarios, para evitar que surjan enfermedades de la piel y se acumulen parásitos, residuos vegetales o ácaros, los cuales provocan malestar en el animal y pueden conducir a situaciones de estrés. Todavía hay muchas personas que siguen con el pensamiento de que la esquila de ovejas es un trabajo solo para hombres, pero hay que saber que también lo realizan algunas mujeres que viven en el campo. En esta entrevista presentamos a una de ellas. Sofía Barboza tiene 24 años. Nació en Bella Unión, departamento de Artigas. Concurrió a la Escuela No. 77 de Baltasar Brum y al liceo en el área rural terminando el bachillerato en la UTU Agraria de Baltasar Brum.
-¿Cómo surgió la idea del trabajo como esquiladora de volada?
-Se dio por medio de un compañero que me invitó para salir en la esquila. Fui y hable con el dueño y me dijo que íbamos a probar a ver cómo me iba a desempeñar en el trabajo. Como iba a ser la convivencia porque él nunca en los 40 años de zafra del nunca había trabajado con una mujer. Muchas veces es complicado. Entonces salí para trabajar en las mesas, no sabía nada por que literalmente nunca había salido y no sabía cómo era el trabajo. A medida que fui trabajando y agarrando la mano, los mismos compañeros de trabajo esquiladores me decían por que no sacaba una volada. Porque no agarraba la tijera para ir aprendiendo algo. Así fue que de principio me daban para esquilar de la paleta ya casi terminando el animal. Ahí estuve tiempo trabajando. Es como qué me daba miedo. A medida que me fui soltando, fui agarrando confianza y me pasaron a dar la mitad de la oveja. Después de 3 años que recién vine, este año a aprender a esquilar una oveja entera. Aprendí con mis compañeros de trabajo.
-¿Cómo organiza su trabajo y que tiempo tiene su jornada?
-El trabajo va a depender de la cantidad de ovejas que haya para esquilar. Se comienza a las 6 de la mañana y se trabaja 8 horas. Están divididos en cuarto. Dos en la mañana y dos en la tarde. Cada uno de 2 horas. Cuando se llega a la estancia y colocamos todas las herramientas, cada esquilador organiza su trabajo. Su motor, su tijera, etc. Los meseros organizamos la mesa, las bolsas y donde vamos a clasificar la lana. Lo mismo al prensero que organiza la prensa.

“El trabajo de campo es un mundo muy masculino, pero he podido ganarme un espacio”

-Trabaja en un mundo muy masculino y tengo entendido que es esquiladora única en la zona. ¿Cómo lleva a cabo?
-Sin lugar a dudas trabajo en un mundo muy masculino. Específicamente en la esquila. La verdad que yo no sabría decirte que estoy en un mundo distinto, porque ellos me han incluido muy bien. Son súper compañeros y me apoyan. Siempre están ahí para darme una mano. Cuando yo me inicié y no sabía nada, fueron ellos que me enseñaron. Hasta el día de hoy que siempre aprendemos algo nuevo. La convivencia con ellos, a veces una semana de trabajos juntos. Compartimos charlas y hay un clima de mucho respeto. Creo que he podido ganarme un espacio.
-¿Cuáles son los métodos de cuidado personal que se tiene que tener a la hora de esquilar a la oveja?
-Los métodos en si es el tratar de trabajar con ropa cómoda. En lo posible que no lleve cordón. Generalmente es uno de los riesgos que se puede tener, el cordón se te puede enredar en la tijera y ahí podrías cortarte o lastimarte uno e incluso la oveja.
-¿Qué balance realiza de estos años de labor, elegiría nuevamente el oficio?
-El balance es muy bueno. Más allá del dinero que uno hace. Se gana bien, pero es un trabajo sacrificado. Desde el primer día de trabajo me encantó, yo lo volvería a elegir.
-¿Usted tiene alguna formación técnica o curso realizado de esquila?
-Nunca realicé ningún curso de esquila, ni de acondicionamiento. Si pretendo realizarlos para tener un mejor aprendizaje. Lo que se lo he aprendido con mis propios compañeros.
-¿Cuéntenos en qué consiste esta actividad que participará, Gran Campeonato de Esquila en Valentín?
-El 17 de diciembre estaremos realizando una demostración con una colega de Paysandú. Más que nada consiste en demostrar que hay mujeres que también están en el rubro de la esquila. Demostrar que la mujer también puede y también incentivar para que más mujeres se sumen.