martes 31 de enero, 2023
  • 8 am

De la mano de Messi, Argentina es el campeón

No era el favorito, no estaba en la lista de los principales candidatos al título, pero fue construyendo un camino en la base de aquella primera e inesperada derrota con Arabia Saudita y llegó muy fuerte a la final. Tuvo grandes altibajos ayer ante una Francia que luego reaccionó, tarde pero bien, y con un Messi descollante durante todo el torneo se coronó por tercera vez como campeón de la Copa del Mundo de la FIFA.
¿SE PUEDE JUGAR TAN BIEN?
Fue una de las mejores finales de la historia, o quizás la mejor. Eso contando todo el desarrollo, porque antes hubo un primer tiempo con un solo equipo en la cancha. Costará encontrar a una selección que juegue tan bien como lo hizo Argentina. Una presión sostenible y un entendimiento ciego entre las piezas que hace dejar de lado el análisis táctico, o una figura táctica que haya pesado sobre la otra.
Recuperación rápida, toque siempre al mejor ubicado, desmarca, pique, pelota al vacío, vértigo en la marca y en el avance. Convicción. Un juego que desmoralizó al rival y que se vio reflejado en el segundo gol, el de Di María. Una obra de arte de precisión en velocidad para un 2-0 categórico.
Francia, por el contrario, se vio tan sometida que pareció deambular por la cancha. Fueron dos goles en los primeros 45′, pero pudieron ser más.
Se puede jugar tan bien.
¿POR QUÉ LO FAVORECEN?
No puede quedar disimulado que Argentina ha jugado con errores de los árbitros siempre a favor. En el caso de ayer se sanciona un penal que es inimaginable que, por ejemplo, le sancionen a Uruguay. Luego no se penaron con amonestaciones y rojas faltas que claramente lo ameritaban. Eso no quita que durante gran parte del juego la supremacía albiceleste fue grande y corta en el marcador. Pero antes hubo un inicio, un penal que abrió el partido.
La pregunta es por qué. En el mundo actual la especulación puede derivar por muchos recovecos.
¿SE PUEDE ESCRIBIR UN MEJOR GUIÓN?
Para el segundo tiempo Francia ya había realizado dos variantes, pero el trámite no cambió. La convicción de Argentina arrollaba la estima de un equipo galo que se derrumbaba cada vez más con el paso de los minutos.
Sin embargo, al igual que en las peleas de boxeo guionadas de Hollywood, el final fue de película. Llegó la reacción y a falta de 10 minutos Mbappé descontó de penal e igualó enseguida con un gran remate. Francia pasó de dominado a dominador y no siguió de largo por esas cosas, quizás porque era el Mundial de Messi.
Sobrevolaron fasntasmas y fueron al alargue. Francia pareció bajar revoluciones y allí otra vez apareció Argentina. El mejor del mundo puso en un ataque rápido el 3-2 que parecía definitivo en el arranque del segunco chico, pero reaccionó otra vez el equipo europeo y Mbappé marcó el triplete de penal. El cierre fue increíble, con llegadas con olor a gol de ambos lados y una atajada de campeonato del golero Martínez.
En los penales la figura de ‘Dibu’ Martínez fue enorme, atajando uno e intuyendo en otro para que el francés fracasara. Los argetinos fueron todos adentro y la copa es suya.

 

Cancha: Estadio Lusail, de Doha. Árbitros: Szymon Marciniak, Pawel Sokolnicki y Tomasz Listkiewicz (terna de Polonia).
Argentina: Emiliano Martínez, Nahuel Molina (91’Gonzalo Montiel), Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Rodrigo De Paul (102′ Leandro Paredes), Nicolás Tagliafico (120′ Paulo Dybala), Enzo Fernández, Alexis Mac Allister (116′ German Pezzella), Lionel Messi, Julián Álvarez (102′ Lautaro Martínez) y Angel Di María (64′ Marcos Acuña). DT: Lionel Scaloni.
Francia: Hugo Loris, Jules Koundé (119’Axel Disasi), Raphael Varane (112′ Ibrahima Konate), Davot Upamecano, Theo Hernández (71′ Eduardo Camavinga), Antoine Griezmann (71′ Kingsley Coman), Aurelien Tchouameni, Adrien Rabiot (96′ Youssouf Fofan), Ousane Dembele (41′ Randal Kolo Muani), Oliver Giroud (41′ Marcus Thuram), Kilyán Mbappé. DT: Didier Deschamps.
Goles: 23′ Messi, de penal (A); 35′ Di María (A); 79′ Mbappé, de penal (F); 81′ Mbappé (F); 106′ Messi (A); 117′ Mbappé, de penal (F).
Definición por penales: Mbappé (F)-gol; Messi (A)-gol; Coman (F)-atajado; Dybala (A)-gol; Tchouaméni (F)-desviado; Paredes (A)-gol; Kolo Muani (F)-gol; Montiel (A)-gol.